•  |
  •  |
  • END

El día de Navidad fue el segundo en que Tom y Kristina Waltz y sus dos hijas despertaron en el aeropuerto internacional O’Hare, luego de días de demora en los vuelos y cancelaciones que arruinaron sus planes de viaje durante las festividades.

La familia Waltz, de Vancouver, Washington, intentó ir a Portland, Oregon, el domingo, pero una tormenta de nieve y de hielo le impidió viajar durante dos días. Finalmente, los Waltz llegaron a Chicago, pero allí quedaron nuevamente varados, por lo que pasaron dos noches en un hotel dentro del aeropuerto O’Hare. Sin embargo, tuvieron suerte. Muchos otros viajeros tuvieron que dormir en catres de campaña o en el suelo en el aeropuerto. Ayer jueves, los Waltz estaban ansiosos por viajar a Miami, donde proyectan tomar el sábado un barco que los llevará en una excursión por las islas del Caribe.

“Ya estamos registrados” para el vuelo a Miami, dijo Kristina Waltz, una maestra, el jueves por la mañana. “Iremos al aeropuerto, almorzaremos, y jugaremos un rato más a las cartas” hasta la hora de partida, en la noche.

No se informó de nuevas demoras o cancelaciones ayer en el O’Hare o en el aeropuerto Midway International de Chicago, dijo Gregg Cunningham, vocero del Departamento de Aviación. El miércoles, más de 100 vuelos fueron cancelados en O’Hare, el segundo aeropuerto de más tráfico en Estados Unidos, después del J. F. Kennedy de Nueva York.

Un avión de American Airlines partió del O’Hare, pero cuando el piloto hacía una vuelta en una pista, la aeronave tocó un banco de hielo y se deslizó hacia un área de césped. No hubo lesionados, pero los 54 pasajeros debieron ser trasladados a otras aeronaves para vuelos de vísperas de Navidad.

500 vuelos cancelados el martes
Las cancelaciones del martes superaron las 500, dijo Cunningham. Pese a ello, hubo que poner 75 catres de campaña en el aeropuerto el miércoles en la noche, debido a demoras en los vuelos, señaló el portavoz. Y algunas personas tuvieron que dormir en el piso.

La temperatura fuera del terminal aéreo bajó a 18 grados bajo cero, informó el Servicio Meteorológico Nacional. Y la sensación térmica debido al gélido viento fue de 23 grados bajo cero.

A nivel nacional, por lo menos 30 personas murieron el martes y el miércoles en accidentes de tránsito debido a la lluvia y al hielo en las carreteras.