•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente francés François Hollande pidió ayer el levantamiento del embargo estadounidense a la isla durante su histórica visita a Cuba, la primera de un jefe de Estado europeo tras el deshielo entre Washington y La Habana en diciembre.

Además, Hollande se reunió con el padre de la revolución cubana Fidel Castro, de 88 años, tras lo cual aseguró haber vivido un “momento histórico”. El encuentro, a puertas cerradas, de 50 minutos de duración tuvo lugar en el hogar del expresidente cubano en La Habana y fue mantenido en reserva hasta último minuto.

“Tenía adelante mío un hombre que ha hecho historia. Hay evidentemente debates sobre el lugar que ocupa, sus responsabilidades, pero viniendo a Cuba yo deseaba reunirme con Fidel Castro”, expresó, explicando que el comandante en Jefe “habló mucho”.

En la mañana, en un discurso en la Universidad de La Habana, Hollande pidió el levantamiento del embargo económico estadounidense, que según él ha “perjudicado tanto” el desarrollo de la isla comunista desde 1962.

El presidente francés, quien destacó que su gira se inscribe “en un contexto particularmente importante, pero todavía incierto”, también llamó a La Habana a flexibilizar las “reglas” para facilitar el comercio y la instalación de empresas francesas en la isla.

UN GOLPE DIPLOMÁTICO

En su gira de cinco días al Caribe, el presidente francés también sostuvo un encuentro con su homólogo cubano Raúl Castro, quien sucedió a su hermano Fidel en 2006, en el Palacio de la Revolución donde fue recibido con honores militares.

Con esta visita, en el curso de la cual no está programado ningún encuentro con disidentes, Hollande dio un “golpe” diplomático a los otros jefes de Estado occidentales seducidos por las perspectivas de una apertura en Cuba.

París busca así capitalizar los lazos establecidos hace poco más de un año por una visita a la isla de su ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius. 

Desde entonces Francia se posicionó en primera línea en el acercamiento entre la Unión Europea y La Habana, que las dos partes esperan sellar de aquí a fin de año con la firma de un acuerdo.

Hollande afirmó que la cuestión de los derechos humanos, por la que el régimen cubano es a menudo criticado, será “necesariamente” tratada durante la visita a Cuba.