•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente cubano Raúl Castro afirmó, ayer, que el diálogo con Estados Unidos “va bien”, por lo que ambos países podrán designar embajadores después de que Washington retire a Cuba de la lista de promotores del terrorismo, el 29 de mayo.

“En 45 días, que se cumple el día 29 de  mayo, ya se levantará (...) esa acusación y podremos tener, nombrar los embajadores”, destacó Castro en alusión al plazo legal que debe cumplirse en Estados Unidos para que el presidente Barack Obama pueda eliminar a Cuba de esa nómina.

“Va bien la cosa”, agregó en alusión al proceso de acercamiento con Estados Unidos.

La Habana y Washington han celebrado tres reuniones sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas, rotas en 1961, pero Cuba ha exigido ser sacada de la lista negra terrorista de Estados Unidos antes de la reapertura de embajadas.

“Con eso (el nombramiento de embajadores) extendemos relaciones, pero normalizar las relaciones ya es otro tema, (pues para eso) tiene que eliminarse el bloqueo completo y la base de Guantánamo debe ser devuelta”, declaró Castro tras despedir en el aeropuerto de La Habana al presidente francés, François Hollande.

Cosas ilegales

Castro destacó que Washington y La Habana están ahora discutiendo algunos temas pendientes para reabrir las embajadas, y mencionó entre ellos las restricciones de movimiento del personal diplomático.

“Le manifesté (...) al presidente (Obama) concretamente, que lo que más me preocupa es que (los diplomáticos estadounidenses) continúen haciendo las cosas ilegales que hacen ahora, o que han estado haciendo hasta ahora”, indicó.

Mencionó como ejemplo la capacitación a “periodistas independientes, ya sea en la SINA (Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, que cumple tareas consulares) o en casa de diplomáticos” estadounidenses en Cuba.