•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Casa Blanca rechazó en forma categórica las afirmaciones “sin fundamento” del periodista estadounidense Seymour Hersh, quien asegura que el gobierno mintió respecto a las condiciones en las cuales su país mató en mayo de 2011 a Osama Bin Laden en Pakistán.

“Hay demasiadas inexactitudes y afirmaciones sin fundamentos en este artículo como para responder punto por punto”, afirmó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC).

En un artículo publicado por la London Review of Books, Seymour Hersh afirma que el gobierno estadounidense colaboró con los servicios de inteligencia paquistaníes para llevar a cabo esta intervención de las fuerzas especiales estadounidenses contra la residencia en la que se escondía el líder de Al Qaeda en Abottabad, cerca de Islamabad.

No informar

La Casa Blanca siempre afirmó que Islamabad solo había sido informada después de los hechos. “Es falso, al igual que otros elementos del relato de la administración de Obama”, dice Seymour Hersh al comienzo de su artículo que se basa, asevera, principalmente en una fuente: una alta autoridad en retiro de la inteligencia estadounidense.

Al reafirmar que esta intervención fue “un operativo estadounidense de cabo a rabo”, Ned Price subraya que “solo un pequeño círculo” de autoridades estadounidenses estaba al tanto y que el presidente Barack Obama había decidido, desde el principio, no informar a otros gobiernos, incluso el gobierno paquistaní.

Seymour Hersh se destacó en el pasado entre otros por haber revelado datos sobre la masacre de My Lai durante la guerra de Vietnam y el escándalo de la cárcel de Abu Ghraib en Irak, pero las controversias que generaron varios de sus artículos recientes afectaron su imagen en Estados Unidos.

La versión sobre cómo murió el líder de Al Qaeda rápidamente se convirtió en tendencia en las redes sociales. 

La administración de Obama había explicado que recibió información del paradero de Bin Laden cuando rastrearon su servicio de mensajería y que el terrorista murió en un tiroteo con un equipo de élite de los Navy SEALs.

“¿Bin Laden, objetivo de una persecución internacional a gran escala, realmente decidiría que una localidad a cuarenta millas de Islamabad sería el lugar más seguro para vivir y comandar las operaciones de Al Qaeda? Se ocultaba a plena luz. Eso es lo que dice Estados Unidos, pero es falso”, escribió el periodista.