•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Partido Patriota (PP) de Guatemala presentó al abogado y periodista Mario David García Velásquez como su candidato a la Presidencia en las elecciones generales del país, a celebrarse el próximo septiembre.

La agrupación política, envuelta en un escándalo de corrupción destapado hace un mes, presentó este domingo a García Velásquez junto con su candidato a vicepresidente, Valentín Gramajo.

El binomio del partido oficial participará por el PP en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 6 de septiembre, en las que además se elegirán 158 diputados al Congreso, 20 legisladores al Parlamento Centroamericano y 338 corporaciones municipales.

Segundo intento

El abogado y periodista de 68 años, quien dirige su propio programa radial diariamente, ya había sido candidato presidencial para las elecciones de 1985 con el partido Central Auténtica Nacionalista.

Su nombre volvió a cobrar relevancia en 2009 con el “caso Rosenberg”.

García Velásquez fue quien grabó el vídeo en el que el abogado Rodrigo Rosenberg responsabilizaba al presidente del país en ese momento, Álvaro Colom (2008-2012), y a otros miembros de su gobierno, por su integridad física.

Unos días después Rosenberg fue asesinado por sicarios y García Velásquez divulgó la grabación, aunque tras varios meses de investigación una comisión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Guatemala estableció que el jurista ordenó su propia muerte.

El candidato presidencial del PP fue presentado este domingo durante una asamblea celebrada en un centro de exposiciones al sur de la Ciudad de Guatemala, ante cientos de sus afiliados y principales dirigentes.

En medio de escándalo

El partido de gobierno se encuentra involucrado en un escándalo de corrupción estatal después de que el 16 de abril pasado las autoridades desarticularan una estructura criminal de contrabando y defraudación aduanera.

La red era presuntamente liderada por Juan Carlos Monzón Rojas, quien ejerció hasta el momento como secretario privado de la vicepresidenta de Otto Pérez Molina, Roxana Baldetti.

Baldetti renunció a su cargo el 8 de mayo para enfrentar las investigaciones en su contra, ante el pedido de manifestantes y de la cúpula empresarial del país.

El primer candidato designado por el PP, Alejandro Sinibaldi, renunció a la postulación tres días después de conocerse el escándalo de corrupción debido a supuestos roces con Baldetti, a quien acusó de “boicotear” su candidatura.