•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de campesinos rechazaron hoy la corrupción estatal y solicitaron la renuncia del jefe de Estado, Otto Pérez Molina, así como la de su recién designado vicepresidente, Alejandro Maldonado Aguirre.

Durante una marcha convocada por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Cnoc) y el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), los manifestantes, llegados del interior del país, exigieron "cárcel para los corruptos".

"Fuera, ya estamos cansados de tanto ladrón, somos los de abajo y vamos por los de arriba", gritaron a una sola voz los campesinos en las afueras del Palacio Nacional de la Cultura, donde convergieron desde los cuatro puntos de ingreso a la capital para iniciar la marcha.

Un dirigente de Codeca, que se identificó como Aníbal Flores, dijo a Efe que "pedimos que renuncie el presidente Otto Pérez Molina y que se encarcele a todos los corruptos".

Sus demandas

Además, demandaron la renuncia del recién designado vicepresidente del país, Alejandro Maldonado Aguirre, porque como magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) participó en la anulación, en mayo de 2013, del juicio por genocidio que favoreció al exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt (1982-1983).

"Chi Ruto'ik ri Rujwarën ri Qatinamit ojk'o" (por la defensa de la dignidad de nuestro pueblo en kakchiquel) decía una manta que portó un grupo de indígenas guatemaltecos.

Las organizaciones campesinas también pidieron que se cierre el Congreso por su "incapacidad" para aprobar leyes y propusieron a las autoridades que se convoque a una Asamblea Nacional Constituyente con participación de todos los sectores con el fin de reestructurar al Estado.

Sobre las demandas de los campesinos, el vocero presidencial Jorge Ortega dijo a periodistas que el gobierno es respetuoso y garante de los derechos de libre expresión y de la democracia.

La manifestación campesina se suma a otras que se han realizado en el país desde que el pasado 16 de abril la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) destapara un escándalo de corrupción que salpicó a la entonces vicepresidenta del país, Roxana Baldetti, quien renunció el 8 de mayo último.

Por este caso denominado como "La Línea" han sido detenidas hasta ahora 29 personas, entre ellos cinco abogados que procuraban impunidad a miembros de esta red.

Las fuerzas de seguridad, bajo la coordinación de la CICIG, también capturaron hoy a 16 personas, entre ellos al presidente del Banco de Guatemala (Central), Julio Roberto Suárez y al del Seguro Social, Juan de Dios Rodríguez, por supuestamente estar implicado en un caso de fraude contra la institución de salud.