•  |
  •  |
  • EFE

Un equipo de buzos y técnicos fueron ayer los protagonistas de la fase final del despliegue del cable submarino de fibra óptica más moderno del Caribe y Centroamérica, ya que ellos fueron los encargados de llevar a tierra el último tramo y enterrarlo en una de las más turísticas playas de Puerto Rico.

 “Ha sido un largo proceso que ha implicado inversiones millonarias y el trabajo coordinado de muchas empresas, que hoy (ayer) concluye en el aspecto técnico del despliegue del cable”, explicó a Efe Wanda Rivero, gerente de Estación de Cable de Telefónica en San Juan, en la playa de Isla Verde.

Rivero y su equipo supervisaron, este sábado desde el amanecer y con cierta emoción, la llegada a la playa de este último extremo de un cable de unos 6,000 kilómetros de longitud y 80 terabits por segundo, que fue traído a tierra por unos buzos, para asombro de residentes y turistas que disfrutaban del día de playa.

Colosal

Así, queda completado el cable que enlaza EE.UU. con las Islas Vírgenes, Aruba, Puerto Rico, Curazao, Colombia, Panamá y Ecuador,  un colosal proyecto que ha requerido la participación también de otras grandes compañías de la región: Cable & Wireless, Telconet, Setar y UTS.

Para llevar el cable, bautizado como PCCS (Pacific Caribbean Cable System), hasta la central de Telefónica hubo que cavar una zanja de unos tres metros de profundidad por la arena hasta alcanzar las tuberías que conectan con las instalaciones de la multinacional.

“Este nuevo cable permitirá a Telefónica --así como a las otras empresas que participan en este consorcio-- ofrecer a sus clientes más garantías sobre sus conexiones de telecomunicaciones”, explicó también a Efe, en la playa, Silvio Navarrete, director de ventas mayoristas de Telefónica en Puerto Rico y el Caribe.

Por ejemplo, Telefónica --una de las mayores compañías de telecomunicaciones, con presencia en más de 40 países-- da servicio en Puerto Rico a prácticamente todos los grandes proveedores de Internet de la isla para que los usuarios finales puedan navegar por la red con garantías.

“Nuestros diez centros de datos ubicados en nueve países están conectados a nuestra robusta red internacional con más de 650 puntos de presencia”, apuntó Carolina Valeriano, la máxima responsable de Telefónica en Puerto Rico.