•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fugaz paso de un potente tornado sembró el caos ayer en Ciudad Acuña, localidad mexicana fronteriza con Estados Unidos, causando la muerte de al menos 13 personas y la destrucción de autos y casas, donde se siguen buscando posibles víctimas.

“A esta hora tenemos 13 muertos, de los cuales 10 son adultos y 3 son niños y tenemos un menor desaparecido”, dijo a la televisora Milenio Víctor Zamora, secretario de Gobierno del Estado de Coahuila, al que pertenece Ciudad Acuña (noreste).

También hubo 229 lesionados, principalmente por golpes y cortes causados por objetos arrojados por el viento, aunque solo 88 seguían siendo atendidos en la tarde, según autoridades.

Amanecía el lunes cuando esta localidad de unos 136,000 habitantes se vio sorprendida por el tornado, que se presentó en medio de una tormenta y solo necesitó de seis segundos para causar daños en un millar de viviendas.

El peor

Militares y rescatistas removían la tarde del lunes escombros en busca de personas en medio del desastre que dejó el peor tornado del que las autoridades mexicanas tengan registro en la zona, según dijo Luis Felipe Puente, director de Protección Civil del gobierno federal.

El tornado azotó al menos siete barrios de la ciudad en solo “6 segundos” con “una velocidad impresionante” de 270 a 300 kilómetros por hora, por el efecto de la combinación aire del frente frío 53 y una masa de aire caliente proveniente del océano Atlántico, explicó Puente.

En su descripción de los daños, Puente señaló que “hay más de 1,000 viviendas afectadas” en Ciudad Acuña, una localidad fronteriza con El Río, en Estados Unidos, donde hubo inundaciones que causaron tres muertos y 12 desaparecidos.

Las imágenes en Ciudad Acuña mostraban vehículos que la fuerza del viento impulsó hasta techos de casas, que lucían con muros derribados y muchas con vidrios y puertas rotas.

Sin agua ni luz

En fotografías publicadas por el periódico Excélsior se podían apreciar automóviles que impactaron y quedaron completamente verticales contra fachadas de casas que también sufrieron la ruptura de vidrios y puertas. Incluso algunas edificaciones de cemento se veían destruidas.

La prensa local reportó que tres de las personas fallecidas, entre ellas dos niños, murieron al caerles un techo encima.

Las autoridades informaron que las comunicaciones telefónicas, así como el servicio eléctrico y el abastecimiento de agua, se encuentran interrumpidos.

La alcaldía, que ha solicitado agua, comida enlatada y ropa para los afectados, explicó que la mayoría de los fallecidos son personas que estaban en la calle cuando se produjo el fenómeno.

Las autoridades han habilitado ocho refugios temporales para las personas cuyas viviendas fueron dañadas.

Condolencias a víctimas

Desde Ciudad de México, el presidente Enrique Peña Nieto envió sus condolencias a las víctimas, ofreció la ayuda de su Gobierno y avanzó que se desplazará a Ciudad Acuña luego de agasajar al presidente de Finlandia, Sauli Niinistö.

Peña Nieto dijo que la aparición de un tornado como este es “algo inusual en nuestro país”.