•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se comprometió a evitar una "crisis humanitaria" en la franja de Gaza tras los masivos ataques aéreos contra el movimiento islamista palestino Hamas en ese territorio, que mataron a más de 200 palestinos.

"Nosotros no combatimos al pueblo palestino" sino a Hamas, declaró Olmert en un discurso a la nación.

"A lo largo del día, hemos hablado con los dirigentes de todo el mundo y les hemos explicado claramente que nos vimos obligados a actuar para frenar los ataques contra nuestros ciudadanos y que, paralelamente, Israel hará todo lo posible para evitar una crisis humanitaria".

Un millón y medio de palestinos vive en la franja de Gaza.

El primer ministro afirmó que los blancos de la ofensiva aérea fueron elegidos de forma que se "evitaran víctimas civiles" y estimó que la aviación israelí "redujo al mínimo las víctimas inocentes".

El objetivo de la operación es "cambiar de forma sustancial la situación en el sur de Israel" para que "centenares de miles de israelíes dejen de estar amenazados por los cohetes" disparados desde la franja de Gaza, señaló Olmert.

Pidió asimismo a los israelíes que se "armen de paciencia", advirtiéndoles del riesgo de ser bombardeados "con más cohetes" y proyectiles de "más largo alcance".