AFP
  •   California  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni


Las autoridades debían todavía identificar formalmente los nueve cuerpos encontrados en los escombros de una casa de Covina, a 37 km al este de Los Angeles (oeste de Estados Unidos), luego de que Bruce Pardo, un ingeniero de 45 años, abriera fuego contra su ex esposa y su familia.

Vestido con un disfraz de Papá Noel, Pardo disparó poco antes de la medianoche a unos 30 invitados en una fiesta navideña, y luego prendió fuego a la habitación. El asesino se suicidó a 40 kilómetros de la escena del crimen, según la policía.

Según la prensa, el ataque de Pardo le costó la vida a su ex esposa, Sylvia Ortega, sus padres, sus dos hermanos y sus parejas, así como a otro pariente y su hijo adolescente.

Scott Nord, abogado de la familia indicó que los tres hijos de Ortega estaban presentes durante el ataque pero sobrevivieron, pero que "Toda la familia fue arrasada"

El ataque dejó además tres heridos, entre ellos una niña de 8 años que abrió la puerta a quien creyó era Papá Noel y que recibió una bala en la cara.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus