•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Para paliar la ausencia de estadísticas completas sobre la violencia policial en Estados Unidos, un equipo de periodistas lanzó un balance de personas muertas a manos de las fuerzas del orden y que mostró que los negros e hispanos son los más afectados.

Desde principios de 2015, la policía ha matado a más de dos personas por día por errores de los oficiales, según las cifras publicadas por The Washington Post y The Guardian a partir de artículos de la prensa local y de reportes policiales.

La falta de datos oficiales es uno de los factores que ha alimentado la frustración de muchos estadounidenses, luego de una serie de errores policiales que han dejado como víctimas a miembros de la comunidad negra desde el verano de 2014.

En agosto pasado en Ferguson (Misuri) y el mes anterior en Baltimore (Maryland), las manifestaciones donde se protestó por la muerte de dos jóvenes negros, Michael Brown y Freddie Gray, acabaron en violencia.

El diario británico The Guardian lanzó el lunes en su versión estadounidense una base de datos bautizada "The Counted" (los contados), con la intención de asociar a los internautas con los testimonios publicados. Una carta interactiva permite identificar por edad, región y origen étnico a las personas fallecidas.

"Desde los primeros minutos (de la puesta en línea), ya recibimos contribuciones", se congratuló Jon Swaine, uno de los periodistas de The Guardian a cargo del proyecto.

Swaine espera que los internautas, que pueden enviar anónimamente documentos, fotos y videos --todo lo cual será verificado por un periodista-- se conviertan en la principal fuente para alimentar este balance.

Las estadísticas

En los 50 estados del país rigen y se aplican leyes diferentes, lo que vuelve ininteligibles las estadísticas de las 17.000 agencias de policía estatales y locales que hay en Estados Unidos.

Según las cifras publicadas por The Washington Post el domingo, 385 personas fallecieron a manos de la policía desde principios de 2015. La cifra es muy superior a los datos federales oficiales.

Pero es inferior a la que publica The Guardian, que contabiliza 464 muertos en el mismo período.

La diferencia se explica porque The Guardian toma en cuenta a todos los que han muerto a manos de la policía, mientras que The Washington Post contabiliza a los que fallecieron por heridas de bala.

Por otra parte, las cifras de ambos diarios revelan que la violencia policial afecta más a menudo a los negros y los hispanos.

¿Discriminación policial?

"La cantidad de negros que han fallecido sin llevar un arma consigo es dos veces más elevada que la de los blancos" en las mismas circunstancias, destacan las cifras de The Guardian, según Jon Swaine.

Los negros y los hispanos "tienen tres veces más posibilidades que los blancos de ser derribados y asesinados por la policía", añadió Wesley Lowery, periodista de The Washington Post, haciendo una comparación entre la cantidad de fallecidos en 2015 y la población total.