•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A cinco días de las elecciones en México, el candidato a diputado federal por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Miguel Ángel Luna, fue asesinado ayer en un suburbio de Ciudad de México, en el cuarto homicidio de un aspirante a las elecciones locales y legislativas del domingo.

El PRD exigió ayer mismo “el esclarecimiento de este condenable suceso y (que) se garantice la seguridad de todas y todos en este proceso electoral”.

En marzo, el partido ya perdió a una precandidata para la Alcaldía de Ahuacuotzingo (Guerrero, sur) tras ser secuestrada y asesinada.
Medios locales reportan que Luna recibió cinco disparos en la cabeza y uno en el tórax mientras estaba en su oficina de campaña.

Las elecciones intermedias del domingo, consideradas el primer test político para el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), se han visto ensombrecidas por episodios de violencia, especialmente, en los convulsos estados de Guerrero y Michoacán (oeste).

Además del asesinato de la candidata del PRD en Ahuacuotzingo, el postulante a alcalde de Chilapa (Guerrero) por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue asesinado en mayo cuando regresaba a su casa, tras un acto de campaña.

Ese mismo mes fue asesinado un exlíder de las autodefensas --milicias ciudadanas contra el narcotráfico-- y candidato a alcalde del partido izquierdista Morena en Yurécuaro, Michoacán.

En las elecciones se renovarán los 500 diputados federales, los gobernadores de nueve de los 32 Estados mexicanos y casi 900 alcaldías, entre otros cargos.