•   Jianli, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades chinas afirmaron hoy que no hay esperanza de encontrar a más personas vivas en el barco naufragado hace tres días en un tramo del río Yangtsé, en el que viajaban 456 personas y tan sólo 14 de ellas sobrevivieron.

"Hemos hecho diversos agujeros en el casco... Los expertos han constatado que es improbable que haya supervivientes. No hay esperanza de encontrar a personas con vida", afirmó Xu Chengguang, responsable de la operación de rescate, en una rueda de prensa.

Las autoridades han decidido devolver a su posición la embarcación siniestrada, que volcó por un tornado, una operación delicada para la que tenían que confirmar que no hubiera nadie aún con vida en el interior del navío.