•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El asesinato de Francisco Palomo Tejeda, quien fue abogado del exmilitar golpista guatemalteco Efraín Ríos Montt y del expresidente Alfonso Portillo, ha crispado el ambiente político de Guatemala a falta de casi tres meses para las elecciones generales.

El abogado de 63 años, acribillado con 12 tiros el miércoles en una concurrida avenida de la capital de Guatemala, era vinculado a la derecha guatemalteca y fue defensor de Ríos Montt (1982-1983) en un juicio por genocidio y del expresidente Portillo (2000-2004) en casos de corrupción.

Portillo dijo estar “conmocionado y dolido” horas después del atentado, mientras que la hija de Ríos Montt, Zury Ríos, aseguró sentirse “traicionada” por el Gobierno conservador del presidente Otto Pérez Molina, ante la ausencia de políticas de seguridad.

El asesinato, cuando faltan tres meses para las elecciones de septiembre, provocó decenas de muestras de pésame y repudio por parte de la clase política guatemalteca, que advirtió, además, de las consecuencias de este crimen.

“La muerte de Francisco Palomo, abogado de Ríos Montt, es una muestra de que en esta Guatemala nadie está a salvo”, afirmó la líder indígena Andrea Ixchiú a través de su cuenta de Twitter.El viceministro de Interior, Élmer Sosa, dijo que “el móvil político” es una de las hipótesis que manejan las autoridades con respecto al atentado.

Una testigo del crimen, quien conducía un automóvil unos 20 metros en diagonal por detrás del vehículo del letrado, dijo que los supuestos asesinos iban en una motocicleta, una hipótesis que también manejan las autoridades.