•  |
  •  |
  • AP / AFP

El gobierno de George W. Bush pidió nuevamente el final de la violencia en Medio Oriente y exigió al grupo islamista suní Hamas que "deje de lanzar cohetes contra Israel" desde la Franja de Gaza.

Gordon Johndroe, vocero de la Casa Blanca, emitió un comunicado de parte del presidente George W. Bush, en su finca de Crawford, Texas, señalando que Estados Unidos quiere ver una paz duradera en la región y que el gobierno trata de ayudar a conseguirla.

Indicó que el fin de la nueva oleada de violencia, que ha dejado centenares de muertos y heridos, depende de la disposición de Hamas a "respetar un cese al fuego sostenible y duradero".

Johndroe dijo a la prensa en Texas que Bush sostuvo una breve conversación con el vicepresidente Dick Cheney, el secretario de la Casa Blanca Josh Bolten y el asesor de seguridad nacional Stephen Hadley, para recibir información actualizada sobre la situación.

Johndroe culpó a Hamas de la violencia, señalando que rompió un cese al fuego de seis meses y que "había mostrado su verdadero rostro como una organización terrorista". Al mismo tiempo, dijo que Estados Unidos le pidió a Israel que evite causar víctimas civiles en Gaza.

Mientras el gobierno preparaba una conferencia de prensa para el mediodía en Texas, el equipo de transición del presidente electo Barack Obama trata cuidadosamente de definir su posición al respecto.

La culpa es de Hamas
El gobierno saliente ha culpado de la violencia a Hamas, que controla la Franja de Gaza.En tanto, se desconoce si Obama manifestará tanto apoyo hacia Israel como lo ha hecho Bush.

La muerte de cientos de palestinos en el ataque israelí contra el grupo islámico ha generado fuertes críticas del mundo árabe y la renovada violencia ha complicado los planes de Obama de lograr la paz en Medio Oriente, algo que no pudieron los gobiernos de Bill Clinton y Bush.

David Axelrod, asesor de Obama, dijo que el presidente electo mantendrá el "importante lazo" entre Estados Unidos e Israel. "Quiere ser una fuerza constructiva al ayudar a traer la paz y la seguridad que quieren y merecen tanto israelíes como palestinos", dijo Axelrod.