•  |
  •  |
  • AP

El nuevo primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva dio su discurso inaugural en la sede del ministerio de Relaciones Exteriores después de que la policía antidisturbios no pudiese dispersar a los manifestantes concentrados ante el Parlamento.

"Mi gobierno restaurará la normalidad en el país y hará a Tailandia victoriosa", dijo el nuevo dirigente de 44 años, cuyo discurso fue boicoteado por los diputados de la oposición. Abhisit, elegido por el Parlamento hace dos semanas, ya retrasó un día su discurso por las protestas de miles de "camisas rojas" leales al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en un golpe militar en 2006.

El primer ministro tuvo que dar el discurso en la cancillería, ya que la policía no logró abrir paso entre los alrededor de 2.000 manifestantes para que los diputados entraran en el Parlamento.

Sanará heridas
Abhisit dijo que quiere sanar las heridas económicas, sociales y políticas causadas por meses de protestas contra los anteriores gabinetes, acogotados por miles de opositores que llegaron a ocupar la sede del gobierno y los dos aeropuertos de Bangkok, bloqueando el tráfico aéreo y a miles de turistas. "Las medidas urgentes en el primer año estarán dirigidas a a restaurar la confianza y estimular la economía", explicó Abhisit.

Según la Constitución, el nuevo primer ministro debe dar un discurso de política general antes de que su gobierno empiece a trabajar. Abhisit dijo que intentará atraer a los turistas, desalentados por el caos vivido en el aeropuerto internacional de Bangkok a comienzos de mes.

No es legítimo
Los partidarios del exiliado Thaksin, que desde el lunes rodean el Parlamento, dicen que Abhisit debe dimitir y convocar elecciones. Su argumento es que el nuevo gobierno no es legítimo, por haber llegado al poder gracias a que la justicia disolvió este mes el partido de Thaksin por un caso de fraude electoral.