•  |
  •  |
  • END

La comunidad internacional intensificó el martes por la noche sus esfuerzos diplomáticos para lograr una tregua entre Israel y Hamas en la franja de Gaza, donde la ofensiva israelí dejó más de 370 muertos desde su inicio, el sábado.

El martes, la aviación israelí bombardeó las oficinas del primer ministro de Hamas, Ismail Haniyeh, y, por segunda vez en dos días, túneles usados para el contrabando en Rafah, el paso del sur de la franja de Gaza con Egipto, según algunos testigos.

Esos bombardeos se sumaron a los que Israel lleva a cabo desde el sábado en Gaza, esencialmente contra objetivos de Hamas, que ya han costado la vida a 373 palestinos, la mayoría miembros del grupo islamista, y heridas a otros 1.700.

Los ataques israelíes, de una violencia inédita desde la ocupación de los territorios palestinos por Israel en 1967, pretenden acabar con los disparos de cohetes palestinos contra el sur del Estado hebreo.

Sin embargo, esos disparos no acabaron el martes, pues se registraron otros 40. Desde el sábado, los casi 300 cohetes palestinos caídos en el sur de Israel -según el ejército- han causado cuatro muertos.

Mientras tanto, en París, los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) intensificaron sus esfuerzos diplomáticos en una reunión al término de la cual emitieron una declaración en la que hicieron un llamamiento a un “alto el fuego inmediato y permanente”. Éste debería permitir una “acción humanitaria inmediata” para la población de la franja de Gaza, donde viven 1,5 millones de personas en condiciones míseras, según el citado documento.

Los ministros de la UE también acordaron que “una delegación ministerial europea se traslade muy próximamente a la región”, según su declaración, que no detalló la fecha de la misión, su composición y su itinerario.

Simultáneamente en Nueva York, los otros miembros del Cuarteto para Oriente Medio (además de la UE lo forman Rusia, Estados Unidos y la ONU) pidieron un alto el fuego inmediato que sea “plenamente respetado”, según un resumen publicado por la ONU al término de una conferencia telefónica de los miembros del Cuarteto.

Mientras tanto, en Israel, Moshe Ronen, portavoz del ministro de Defensa, declaró a la AFP que Ehud Barak “contempla favorablemente” una propuesta francesa de un alto el fuego de 48 horas en Gaza por motivos humanitarios.

No obstante, ni la UE ni el Cuarteto mencionaron ese plazo de 48 horas.

Hamas, por su parte, amenazó con golpear el territorio israelí más en profundidad con sus cohetes si el Estado hebreo prosigue con su ofensiva en Gaza.

Un cohete palestino alcanzó el martes por la noche, por primera vez, la región de Beersheva, la capital del sur de Israel, a 40 km de la franja de Gaza, sin causar víctimas ni daños materiales, informó una fuente policial.

Pese a los esfuerzos diplomáticos, el ejército israelí puso el martes a punto los últimos preparativos para una ofensiva terrestre en Gaza, desplegando nuevos refuerzos de tropas alrededor de ese territorio.

En este sentido, el portavoz de Barack subrayó que la perspectiva de una tregua “no impedirá a Israel preparar una ofensiva terrestre”, al precisar también que el ministro de Defensa ya logró la autorización para una nueva movilización de 2.500 reservistas.

Por el momento, Israel ha usado su aviación y, puntualmente también su marina, en sus acciones en Gaza, sin descartar en ningún momento lanzar una ofensiva terrestre.

El martes por la noche, el primer ministro, Ehud Olmert, la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y el ministro de Defensa, se encontraban reunidos en Tel Aviv para estudiar el tema del posible alto el fuego temporal en Gaza, según un alto responsable israelí.

Livni tiene previsto viajar a París para hablar el jueves por la tarde con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, sobre la situación en Gaza, según anunció la Presidencia francesa.

El Elíseo, sin embargo, no quiso confirmar las informaciones difundidas el martes por la noche por la prensa israelí sobre un viaje, la semana próxima, de Sarkozy y el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, a Israel.

En el terreno diplomático, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, pidió el cese inmediato de los ataques aéreos israelíes en la franja de Gaza, que es fronteriza con su país.

Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, exhortó a su homólogo palestino, Mahmud Abas, y al primer ministro palestino, Salam Fayad, a hablar sobre “las condiciones de un alto el fuego duradero” en Gaza, anunció la Casa Blanca.