Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Papa Benedicto XVI inició el Año Nuevo pidiendo solidaridad mundial, para combatir la pobreza global que empeoró por la crisis financiera.

El Pontífice, al elevar una tradicional plegaria de Año Nuevo por la paz, dijo que la crisis económica debería ser considerada una oportunidad para cuestionar “el modelo de desarrollo dominante” y enmendarlo para estrechar la brecha entre los que tienen y los que no tienen.

“La actual crisis económica global debe también ser vista como una prueba: ¿Estamos listos para mirarla, en toda su complejidad, como un desafío para el futuro y no sólo como una emergencia que necesita respuestas de corta duración?”, dijo el Papa durante la misa en la Basílica de San Pedro.