•   EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, George W. Bush, pidió que quienes puedan influir en el grupo radical palestino Hamas lo presionen para que suspenda sus ataques a Israel y así lograr un cese al fuego "significativo", en sus primeras declaraciones sobre la crisis en Gaza.

"Pido a todos los que puedan influir sobre Hamas para que acabe con el terrorismo y apoyen a los líderes palestinos que trabajan por la paz", declaró Bush en el discurso radial semanal que será transmitido el sábado pero cuyo texto fue difundido con anterioridad por la Casa Blanca.

"Estados Unidos está conduciendo esfuerzos diplomáticos para lograr un significativo cese al fuego que sea totalmente respetado", agregó.

El presidente saliente adjudicó a Hamas la completa responsabilidad de la situación actual en la región y rechazó un "cese al fuego unilateral", que según él permitiría a Hamas continuar lanzando tiros de cohetes sobre Israel, que bloquea la franja de Gaza desde que el movimiento palestino tomó el poder por la fuerza a mediados de 2007.

"Hamas, un grupo terrorista palestino apoyado por Irán y Siria y que llama a la destrucción de Israel, es el instigador del reciente desencadenamiento de violencia", dijo Bush.

Bush calificó la creciente violencia en la región como "un acto de terrorismo que es rechazado por el líder legítimo del pueblo palestino, el presidente (Mahmud) Abas".