EFE
  •  |
  •  |

La Unión Europea, UE, expresó el jueves su "preocupación" por la crisis institucional que atraviesa Nicaragua y porque aún este país centroamericano no aprueba el presupuesto para el próximo año.

"Sí estamos preocupados", aseveró la jefa de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Francesca Mosca, en rueda de prensa, en Managua, donde expuso sobre las experiencias del 2007 y perspectivas para el 2008 entre la UE y Centroamérica.

Mosca dijo que tanto la crisis política institucional como la no aprobación de la ley anual el presupuesto, hasta el momento, afectan la conducción de Nicaragua.

El Ejecutivo que preside Daniel Ortega se encuentra enfrentado con la Asamblea Nacional por la creación de los polémicos Consejos del Poder Ciudadano (CPC), que la oposición considera una reedición de los Comités de Defensa Sandinista (CDS), creados en los años 80 para que funcionaran como "oídos y ojos" de la revolución sandinista, y para controlar y vigilar a los ciudadanos.

El enfrentamiento entre esos poderes alcanzó al Poder Judicial, donde tres magistrados sandinistas de la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia, junto a tres jueces no miembros de esa sala, declararon legales los CPC creados por Ortega en enero pasado.

El Parlamento tenía dos días consecutivos sin realizar sesión en el plenario y fue hasta el jueves que lograron reanudar el debate, donde está previsto discutir el presupuesto para 2008, entre otras leyes.

La jefa de la CE para Centroamérica y Panamá advirtió que "sería preocupante" que no se apruebe el presupuesto antes que finalice el actual período legislativo, el 15 de diciembre próximo. De no aprobarse la ley anual del presupuesto, entraría en vigor el proyecto enviado por el Ejecutivo.

Mosca adelantó que la UE, junto al grupo de apoyo presupuestario que integran Alemania, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Países Bajos, Suecia, Suiza, Reino Unido, Japón y organismos multilaterales, evaluarían las incidencias legales de trabajar con un presupuesto sin el aval del Parlamento.

También, revisarían si los fondos a desembolsar a Nicaragua se encuentran registrados en el presupuesto del Ejecutivo. El jefe de cooperación de la UE en Centroamérica, Marc Litvine, advirtió que si ese presupuesto no es aprobado por el Parlamento va a faltar "legitimidad democrática".

"Un país no puede trabajar sin presupuesto, aunque esperamos que haya una solución", instó Mosca. Sobre la crisis institucional, la diplomática reiteró su preocupación porque afecta la lucha contra la pobreza y la buena andanza de este país.

"Esta crisis interfiere con las políticas" gubernamentales, dijo Mosca, que además de Litvine, se hizo acompañar del jefe de política, comercio y prensa de la UE en Centroamérica, Nicolás Bulte.

La UE aprobó una cooperación de 214 millones de euros (312,2 millones de dólares) a Nicaragua para que sean invertidos en educación, gobernabilidad y democracia, sector económico y comercio, en el período 2007-2013.

También aprobó 11,9 millones de euros (17,3 millones de dólares) adicionales para cofinanciación con organismos no gubernamentales locales, que trabajan en áreas de educación, salud, producción, desarrollo local, seguridad alimentaria, gobernabilidad, medio ambiente, entre otros.

La UE desembolsó a Nicaragua, durante este año, 165 millones de euros (240,7 millones de dólares).

Mosca agregó que se encuentran satisfechos, por el momento, por el uso de esos fondos, pero reiteró que ese apoyo presupuestario "no es un cheque en blanco", sino que Nicaragua debe cumplir indicadores macroeconómicos, control presupuestario, estabilidad democrática, y otros.