•  |
  •  |
  • END

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas programó una serie de consultas de emergencia, para abordar el tema de la intensificación de la violencia en Gaza.

La decisión tomada el sábado surgió después de que los tanques y la infantería de Israel avanzaron hacia Gaza, en una ofensiva por tierra, enmarcada en los ataques ampliados en la zona.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon ha instado a los líderes mundiales a redoblar sus esfuerzos en busca de un alto inmediato al fuego entre Israel y Hamas, incluyendo el emplazamiento de supervisores internacionales para hacer cumplir una tregua y posiblemente para proteger a los civiles palestinos.

El presidente palestino Mahmud Abbas y varios cancilleres árabes volaban a Nueva York el fin de semana para instar al Consejo de Seguridad, a fin de que adopte el borrador de una resolución de la Liga Árabe, que condenaría a Israel y exigiría un alto a la ofensiva en Gaza.

Entre tanto, desde Washington, la Agencia de Prensa Francesa dijo que Estados Unidos advirtió este sábado que un cese del fuego entre Israel y Hamas en la franja de Gaza debe evitar un retorno al status quo, dijo el departamento de Estado este sábado.

“Estamos trabajando en un alto el fuego que no permita un restablecimiento del statu quo, en el que Hamas continúe lanzando cohetes desde Gaza y condene al pueblo de Gaza a una vida miserable”, dijo el portavoz Sean McCormack, al repetir la misma posición de Estados Unidos desde que se inició el conflicto el sábado pasado.

“Es obvio que el alto el fuego debe ocurrir lo antes posible, pero necesitamos un alto el fuego duradero, sostenible, y no durante un tiempo limitado”, dijo horas después de que Israel enviara tropas al territorio palestino, al tiempo que el Departamento de Estado norteamericano pidió a Israel que reflexione “sobre las consecuencias para los civiles” de sus operaciones militares.

Protestas por toda Inglaterra
Por otra parte, desde Londres, según la norteamericana AP, centenares de manifestantes arrojaron el sábado zapatos contra la verja que rodea la residencia londinense del primer ministro británico Gordon Brown y agitaron banderas palestinas en más de 10 ciudades europeas en protesta por la ofensiva lanzada por Israel contra los insurgentes islamistas de Hamas en la Franja de Gaza.

Varias gestiones internacionales han intentado sin éxito una tregua que ponga fin a las hostilidades entre los islamistas de Hamas y las fuerzas israelíes, en las que han muerto más de 430 personas y mil 700 han resultado heridas.

El lanzamiento de zapatos ha pasado a ser un gesto popular de protesta desde que un periodista iraquí lanzó el mes pasado los suyos al presidente estadounidense George W. Bush durante una conferencia de prensa en Bagdad.

Entre los manifestantes londinenses figuró la activista de origen nicaragüense Bianca Jagger, la ex vocalista del grupo Eurythmics Annie Lennox y el comediante Alexei Sayle. “Como judío, me conmueve ver a tanta gente indignada por las acciones de Israel”, comentó Sayle. “Israel es un país democrático que se comporta como una organización terrorista”, agregó.

También hubo marchas similares en Manchester, Liverpool y Glasgow, así como en el resto de Europa, incluyendo Alemania, Austria y Turquía.

Manifestaciones en Alemania, España, Turquía y Chipre
Más de 4 mil personas se manifestaron en Duesseldorf y unas 5 mil en Francfort, y la policía dijo que ambas protestas fueron pacíficas. En Duesseldorf, un grupo mostró una muñeca que parecía un bebé ensangrentado con un cartel que decía “Hecho en Israel”.

Varios miles de personas se reunieron bajo la lluvia en Berlín para desfilar por el bulevar Unter den Linden.

Otras 2 mil 500 se manifestaron en la ciudad austriaca de Salzburgo, mientras varias decenas lo hicieron de forma pacífica frente al ministerio español de Relaciones Exteriores en Madrid.

Las protestas continuaron por segundo día en Ankara, donde unos 5 mil manifestantes gritaron “¡Israel asesino!” en una concentración efectuada en el centro de la capital turca. En Chipre, unos 2 mil manifestantes pro palestinos atacaron a la policía con piedras, palos, zapatos y naranjas cerca de la embajada israelí en Nicosia.

Por su lado, desde Praga, de acuerdo con la AFP, el primer ministro checo Mirek Topolanek, cuyo país preside la Unión Europea, dijo que la operación terrestre de Israel en la franja de Gaza es “más defensiva que ofensiva”, declaró el sábado su portavoz a la AFP en Praga.

“En este momento, comprendemos que esta acción forma parte de la acción defensiva de Israel (...) Entendemos que es más defensiva que ofensiva, y ésa es la posición del primer ministro checo por la presidencia de la UE”, dijo el portavoz Jiri Frantisek Potuznik.

Misión a la zona
Añadió el portavoz, que recordó que el domingo partirá de Praga una misión diplomática europea hacia Oriente Medio. El jefe de la diplomacia checa, Karel Schwarzenberg, encabezará la misión, que viajará a El Cairo, Jerusalén, Ramala (Cisjordania) y Amán.

También forman parte de la delegación la comisaria europea de Asuntos Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, el jefe de la diplomacia de la UE Javier Solana y los cancilleres de Suecia y Francia, Carl Bildt y Bernard Kouchner respectivamente.

Tras una semana de ataques aéreos y marítimos, Israel lanzó el sábado por la noche una ofensiva terrestre en la franja de Gaza, como parte de una campaña con la que pretende obligar a Hamas a poner fin a los disparos de cohetes contra territorio israelí.

Entre tanto, el aún presidente estadounidense, George W. Bush, pidió el viernes que quienes puedan influir en el grupo radical palestino Hamas lo presionen para que suspenda sus ataques a Israel y así se pueda lograr un alto el fuego “significativo”, en sus primeras declaraciones sobre la crisis en Gaza.

El jefe del Estado francés Nicolas Sarkozy llegará el lunes a la región y se entrevistará en particular con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

Por su lado, desde Ramala, el presidente palestino Mahmud Abas, condenó “vigorosamente” la ofensiva terrestre lanzada el sábado por Israel en Gaza y pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para ponerle fin, indicó uno de sus principales colaboradores.

“El presidente Abas llamó a la celebración urgente de una reunión del Consejo de Seguridad hoy mismo para detenerla”, declaró a la AFP el negociador palestino Saeb Erakat. Abas advirtió que “la agresión israelí contra Gaza tendría graves consecuencias para la región”. El presidente de la Autoridad Palestina ya no ejerce ningún control en la franja.