Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Varios serbios incendiaron el sábado dos comercios de propiedad albano-kosovar en Mitrovica y seis bomberos resultaron heridos por una explosión mientras combatían las llamas.

La OTAN y la Unión Europea respondieron con el envío de más fuerzas a esa zona del norte de Kosovo.

Fue el segundo emplazamiento de ese tipo cursado esta semana por la situación en Mitrovica y resalta el desafío que encaran las fuerzas de seguridad para evitar la violencia étnica en el nuevo Kosovo independiente, donde los serbios son minoría.

Los observadores internacionales destacados en Kosovo confían evitar la escalada de dichos brotes de violencia, a medida que la UE comienza a supervisar las operaciones policiales en Kosovo.

El brigadier general francés Michel Yakovleff, que supervisa Mitrovica, dijo hace unos días que las fuerzas de la OTAN en Kosovo no dudarán en intervenir si su autoridad es desafiada.

La fuerza policial de la UE dijo en una declaración que la última orden de emplazamiento busca “demostrar su empeño” de acabar con cualquier brote de violencia en Kosovo.

Incidentes comenzaron con manifestación
Los incidentes comenzaron en Mitrovica a primeras horas del sábado, cuando una enfurecida multitud de serbios se concentró tras la explosión que dañó ocho automóviles. Además, fueron incendiados dos comercios, lo que originó otra explosión. Se investiga la causa de ambas explosiones, dijo la policía.

El presidente Fatmir Sejdiu condenó la violencia y dijo que las instituciones de Kosovo “no permitirán que dichas acciones hagan peligrar” el futuro del país.

Hace unos días la OTAN envió fuerzas a Mitrovica para poner fin a la violencia que siguió a la detención de dos albano-kosovares sospechosos de haber apuñalado a un serbio. Mitrovica ha sido escenario de enfrentamientos entre los albano-kosovares y los serbios.

Por otra parte, la policía de Kosovo dijo que busca a varios desconocidos que efectuaron 11 disparos contra una vivienda serbia en el este de Kosovo.