AP
  •   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Unión Europea prometió enviar 4,6 millones de dólares, equivalente a tres millones de euros, en ayuda humanitaria a la Franja de Gaza mientras una delegación de altos cargos europeos se dirigía a Oriente Medio para pedir un alto al fuego.

La UE señaló a través de un comunicado que los palestinos de Gaza necesitan urgentemente comida, productos de primera necesidad y aparatos médicos. Dijo que serán enviados lo antes posible.

Mientras tanto, Gran Bretaña y Francia afirmaron que la ofensiva terrestre de Israel marca un claro empeoramiento del conflicto. La República Checa, que asumió la presidencia de la Unión Europea el 1 de enero, urgió a Israel a permitir la entrada de ayuda humanitaria en Gaza.

Tras una semana de bombardeos
Una delegación de funcionarios europeos — que incluye a Javier Solana, alto representante de la Unión Europea para Política Exterior y los ministros de Relaciones Exteriores francés y sueco — salió de Praga en una gira de tres días que incluye Egipto, Cisjordania e Israel. "Es absolutamente necesario que cese la violencia", afirmó Benita Ferrero-Waldner, comisionada de Relaciones Exteriores de la UE, en el aeropuerto de Praga, antes de que la delegación partiera.

Israel inició el sábado una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza tras una semana de bombardeos aéreos en la zona, durante los cuales murieron cientos de palestinos. Israel asegura que está respondiendo a ataques con lanzacohetes de Hamas que ya han matado a varios israelíes.

La ofensiva ha provocado protestas en toda Europa. Desde El Vaticano, el papa Benedicto XVI urgió a los palestinos e israelíes a poner punto final al conflicto de forma inmediata. El Ministerio de Relaciones Exteriores francés condenó la ofensiva diciendo que complicará los esfuerzos internacionales para lograr un alto al fuego permanente. También condenó los ataques con lanzacohetes de Hamas.

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que la comunidad internacional ha de hacer campaña para lograr un alto al fuego inmediato y que la ofensiva israelí marca "un momento muy peligroso".