•  |
  •  |
  • END

Estados Unidos bloqueó  la aprobación de una declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde se pide el inmediato cese al fuego entre Israel y Hamas, expresándose preocupación por el incremento de la violencia luego del ataque terrestre israelí en Gaza, dijeron diplomáticos.

El viceembajador de Estados Unidos, Alejandro Wolff, dijo que su gobierno no veía posibilidades de que Hamas cumpla con la resolución emitida la semana pasada por el Consejo, en favor del fin inmediato de la violencia. En consecuencia, una nueva declaración ahora “no sería aceptada y no tendría posibilidades de éxito, además de no hacerle justicia al consejo”.

Mientras desde Jerusalén, el primer ministro israelí saliente, Ehud Olmert, se negó a parar la ofensiva militar contra el movimiento islamista palestino Hamas en la franja de Gaza en una serie de entrevistas telefónicas y encuentros mantenidos el domingo con dirigentes extranjeros, dijo su oficina.

El jefe del gobierno de transición israelí mantuvo conversaciones telefónicas con los presidente ruso, Dimitri Medvedev, y francés, Nicolas Sarkozy, además de con la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel. Olmert señaló que “Israel no puede parar sus actividades militares antes de haber logrado los objetivos que se fijó”.

En un comunicado, sin embargo, se dijo que “esos objetivos pueden lograrse tanto con mayores medios militares como con medios diplomáticos que la comunidad internacional debe formular”.

El embajador de Francia, Jean-Maurice Ripert, actual presidente del Consejo, anunció que no había acuerdo sobre una declaración del Consejo de Seguridad, pero dijo que había “fuertes convergencias” entre los miembros, para expresar su preocupación sobre la cada vez peor situación en Gaza y la necesidad de un “cese al fuego inmediato, permanente y respetado completamente”.

Libia, la única nación árabe del Consejo, convocó al encuentro de emergencia luego de que Israel envió tanques e infantería hacia Gaza, en el octavo día de su ofensiva contra milicianos de Hamas.

Los árabes demandaron que el Consejo adoptara una declaración presidencial, convocando a un cese al fuego inmediato y expresando su “fuerte preocupación ante la escalada de violencia y el deterioro de la situación en Gaza y el sur de Israel”, lo cual fue apoyado pro el secretario general Ban Ki-moon.

Por su lado, desde Praga, en la República Checa, que asumió la presidencia de la Unión Europea el 1 de enero, la delegación de la Unión Europea que visitará Oriente Medio, dirigida por el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, pidió el domingo en Praga, antes de emprender su viaje, un alto el fuego en Gaza, tras el comienzo de la incursión terrestre israelí.

Claman cese de violencia
“Vamos a luchar por el cese del fuego. Trataremos de hacer lo máximo”, declaró la comisaria europea de Relaciones Exteriores Benita Ferrero-Waldner, que forma parte de la delegación, en conferencia de prensa en el aeropuerto de Praga. “Es absolutamente necesario que la violencia cese de ambos lados”, agregó.

“Hay una catástrofe humanitaria, un gran desastre porque todas las fronteras están cerradas, la gente carece de agua, viven en la oscuridad, no tienen nada que comer, las máquinas no funcionan en los hospitales”, añadió.

El jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, quien participa también en la delegación, insistió en la urgencia de un cese del fuego: “atacar a Israel era una provocación, pero después esta reacción enorme es desproporcionada y estamos ahora frente a una situación muy trágica”, dijo.

La delegación, de la que forman parte igualmente al alto representante de la UE para la política exterior, Javier Solana, y el canciller sueco Carl Bildt, llegará a El Cairo el domingo por la noche. Luego viajará a Jerusalén, Ramala y Amman.

Mientras, desde Bruselas, la agencia de prensa AP, dijo que la Unión Europea prometió el domingo enviar 4.6 millones de dólares en ayuda humanitaria a la Franja de Gaza para dotar a los habitantes de Gaza de comida, productos de primera necesidad y aparatos médicos. La República Checa urgió a Israel a permitir la entrada de ayuda humanitaria en Gaza.

Israel inició una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza tras una semana de bombardeos aéreos en la zona, durante los cuales murieron cientos de palestinos. Israel asegura que está respondiendo a ataques con lanzacohetes de Hamas que ya han matado a varios israelíes.

La ofensiva provocó protestas en toda Europa. Desde El Vaticano, el papa Benedicto XVI urgió a los palestinos e israelíes a poner punto final al conflicto de forma inmediata.

Lamentan incursión a Gaza
Mientras, desde Perú , el canciller peruano, José García Belaunde, tras lamentar este domingo los hechos de violencia en la franja de Gaza, reiteró el pedido del gobierno del Perú para un pronto cese al fuego, a fin de evitar que se pierdan más vidas.

“La verdad es que (los hechos) son graves, lamentables, donde hemos exigido un pronto cese al fuego, antes que más vidas de inocentes, incluso niños y mujeres, puedan ser perdidas por este ataque”, dijo García Belaunde, citado por la agencia oficial Andina.

Por otra parte, el gobierno brasileño condenó el domingo la ofensiva del ejército israelí en la Franja de Gaza, diciendo que “empeorará” el conflicto israelí-palestino y dijo que apoya todos los esfuerzos, incluidos los del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a favor de un inmediato cese al fuego para permitir la reanudación del proceso de paz”.

Una conferencia internacional que prosiga los avances logrados durante una reunión en Annapolis sería “un paso importante para el restablecimiento de la paz en la región”, agregó el ministerio, que se mostró a favor de un acuerdo que resulte en el establecimiento de un estado palestino y el reconocimiento de la existencia de Israel.

A la par, el gobierno de Argentina condenó la incursión terrestre de fuerzas de Israel en la Franja de Gaza contra el grupo Hamas, al igual que “el uso desproporcionado de la fuerza por parte de ese país”. También cuestionó el lanzamiento de misiles “por parte de grupos palestinos”, según un comunicado que difundió el ministerio de Relaciones Exteriores el domingo.