•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anunció -tras meses de indecisión- que no se postulará a la presidencia de Chile en la elección de diciembre próximo, lo que dejó al ex mandatario Eduardo Frei como virtual candidato único del oficialismo.

"Mi presencia en el país en el día de hoy tiene por objeto solicitar a los partidos de la Concertación que mi nombre no sea considerado en la definición presidencial de 2009", afirmó Insulza, en una declaración que leyó en público.

"Quiero declarar en cambio mi decisión de permanecer como secretario general de la OEA hasta el fin de mi mandato", agregó el ex canciller y ex ministro del Interior chileno, quien llegó esta misma madrugada a Santiago.

Insulza, de 65 años, asumió en la Organización de Estados Americanos (OEA) en mayo de 2005. Su período culmina en 2010, con la posibilidad de ser reelecto.

 Correría por Partido Socialista
El ex ministro chileno había sido proclamado precandidato presidencial por el Partido Socialista, uno de los cuatro que forman la coalición gobernante que se mantiene en el poder desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990.

Insulza, no obstante, dilató por meses su decisión de renunciar a la OEA e instalarse en Chile para enfrentar la campaña presidencial. Su opción tampoco logró concitar el total apoyo de los socialistas ni de sus socios del Partido por la Democracia (PPD).En paralelo, el ex presidente Eduardo Frei (1994-2000) se fue posicionando en el seno del oficialismo.

Cae en las encuestas de preferencias
Su indefinición, sumada a una caída en las últimas encuestas, le habría pasado la cuenta a Insulza, un político de larga trayectoria en Chile, en visión de analistas.

"Hace un año Insulza tendría que haber renunciado a la OEA. Tendría que haber venido a dirigir la campaña de su partido para las elecciones municipales de octubre y tendría que haber formado equipos un poco más amplios, más serios y más decididos de los que formó", declaró el analista Patricio Navia."Las dudas de Insulza fueron las que terminaron por matar su candidatura".

La retirada de Insulza -que se suma a la reciente del ex presidente Ricardo Lagos- le despejó el camino a Frei y puso en duda la realización de primarias en el oficialismo en abril próximo para elegir a su candidato único.

También está en carrera el actual presidente del Partido Radical Social Demócrata, José Antonio Gómez, pero con una opción casi nula, ya que su partido sólo concita el 5% de la adhesión nacional.

Partido de derecha duro contricante
En este escenario Frei tendrá la misión de arrebatarle el liderazgo al solitario candidato de la derecha opositora, el multimillonario empresario Sebastián Piñera, quien lidera por ahora por lejos todas las encuestas de intención de voto.

Piñera, que se ha posicionado como el candidato del cambio frente a cuatro gobiernos consecutivos de la Concertación, perdió la elección pasada frente a la socialista Michelle Bachelet, pero hoy, con una adhesión superior al 40%, tiene una opción cierta de llevar a la derecha al poder mediante elecciones por primera vez en 50 años.

Frei, un pragmático ingeniero comercial, se impuso hace 12 años con casi un 57% de la adhesión, pero dejó el cargo con una escasa popularidad y una economía a las puertas de la recesión debido a la crisis asiática.

"Eduardo Frei es hoy el candidato que reúne mayor consenso y adhesión para conducir el país al inicio de su tercer siglo de vida independiente. Por ello le entrego mi apoyo irrestricto", afirmó Insulza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus