•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La televisión pública francesa suprimirá la publicidad en las horas de mayor audiencia a partir de este lunes por la noche, debido a una reforma impuesta por el presidente Nicolas Sarkozy que ha generado airadas reacciones de periodistas y de la oposición.

Los programas y en particular los informativos de una de las cadenas públicas, France 3, estaban perturbados por un llamado a la huelga de varios sindicatos.

La otra cadena pública, France 2, estará en huelga el miércoles, cuando el Senado comience el debate sobre el proyecto de ley.

La decisión de llevar a cabo esta reforma fue anunciada hace un año por el presidente Nicolas Sarkozy, que la justificó aludiendo a la necesidad de calidad de los programas de un servicio público que "no puede funcionar de acuerdo a criterios puramente comerciales".

El proyecto de ley prevé aumentar la publicidad de las cadenas privadas y concentrar las diversas cadenas públicas de la sociedad France Televisión en un sociedad única, cuyo director, en lo sucesivo, será nombrado por el gobierno en lugar de un organismo de regulación del sector.

Para compensar la pérdida de ingresos por concepto de publicidad, el Estado se comprometió a entregar 450 millones de euros anuales, 600 millones de dólares, a la televisión pública.

Periodistas se oponen
La iniciativa de Sarkozy encontró la tenaz resistencia de periodistas y de los partidos de la oposición, que ven en ella la voluntad del gobierno de controlar la televisión.

Los opositores al proyecto consideran también que la supresión de la publicidad de las cadenas públicas favorecerá a las privadas, entre ellas la principal a nivel nacional, TF1, del grupo Bouygues, considerado como un allegado al presidente Sarkozy.

Asimismo se interrogan sobre la duración del monto compensatorio ofrecido por el Estado, alimentado por un impuesto aplicado a los nuevos ingresos publicitarios que percibirán las cadenas privadas.

La ministra de Cultura y Comunicación, Christine Albanel, se declaró dispuesta a "discutir" las modalidades para financiar France Televisión, y en particular el alineamiento del impuesto general sobre la televisión con el alza del costo de la vida.

El proyecto, adoptado en diciembre por la cámara de diputados tras una enconada discusión, será examinado por el Senado a partir del 7 de enero.

Para evitar que los debates provoquen un eventual retardo en su aplicación, el gobierno le pidió a la dirección de France Televisión que empiece a aplicar la medida por iniciativa propia.

El portavoz del Partido Socialista, Benoit Hamon, estimó  que la supresión de la publicidad en France Televisión era "el maquillage de un desmantelamiento del servicio público audiovisual",

La situación de las sociedades de televisión pública es diversa en Europa. La británica British Broadcasting Corporation, BBC, que aparece como la referencia, no tiene publicidad y su financiamiento se hace exclusivamente por un impuesto.En el extremo contrario, la italiana RAI es financiada en un 40% por la publicidad.