•  |
  •  |
  • END

LA HABANA / AFP

El Presidente de Panamá, Martín Torrijos, llegó a La Habana e inició una serie de visitas de mandatarios de América Latina a Cuba para refrendar el acercamiento con la isla iniciado en la cumbre de Bahía (Brasil) hace unas dos semanas.

El mandatario panameño conversó ayer lunes con Raúl Castro inaugurar un monumento a su padre, el general Omar Torrijos, y expresar su solidaridad con la Revolución Cubana, que el pasado primero de enero conmemoró sus 50 años.

Además del de Panamá, tienen previsto viajar este año a Cuba los mandatarios de Ecuador, Argentina, Chile, México y Guatemala, sobre todo en el primer trimestre, según acordó con ellos el gobernante cubano en diciembre cuando asistió a la Cumbre de América Latina en Salvador de Bahía, Brasil.

“Las naciones de nuestro subcontinente han pasado de las peticiones a la exigencia en cuanto al cese de las agresiones contra Cuba por parte de Estados Unidos”, dijo hace unos días Raúl Castro, al resaltar que la Cumbre en Brasil condenó el “bloqueo” impuesto por Washington hace 47 años y el Grupo de Río integró a la Isla.

La llegada de Obama a la Casa Blanca despertó expectativas en la región de un diálogo La Habana-Washington. El pasado fin de semana Raúl Castro se dijo dispuesto a hablar “sin intermediarios” y en igualdad de condiciones, aunque estimó que el futuro gobernante estadounidense levantó “esperanzas excesivas” en su campaña.


Correa llega mañana
Uno de los que más ha reclamado la eliminación del embargo, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, llegará el miércoles para cumplir del 8 al 10 su primer viaje oficial a Cuba con el fin de reforzar nexos bilaterales en educación, salud y comercio.

Correa iniciará su agenda el día que se recuerdan los 50 años de la entrada de Fidel Castro a La Habana, tras el triunfo de la revolución el 1 de enero de 1959. “Es una gran deferencia que nos han hecho” la invitación para el día 8, dijo este fin de semana.

Tras Correa vendrá la presidenta Cristina Kirchner, en lo que será la primera visita de un mandatario argentino desde Raúl Alfonsín, quien fue recibido en 1986 por el líder cubano Fidel Castro. Un mes después, el 12 de febrero llegará la presidenta Michelle Bachelet, luego de 37 años de la histórica visita del socialista Salvador Allende, que estuvo en Cuba en diciembre de 1972, antes de ser derrocado por el general Augusto Pinochet.

Sin fechas precisas, también visitarán Cuba el presidente de México, Felipe Calderón, y el guatemalteco Álvaro Colom, quien prevé hacerlo en el primer trimestre.

Raúl Castro y Calderón se reunieron por primera vez en Brasil, en el marco de la Cumbre, donde acordaron visitas recíprocas en 2009 para dar por limadas todas las “asperezas” entre los dos países, que estuvieron a punto de romper relaciones durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006).

Para Raúl Castro, Cuba está “cosechando los frutos de una política exterior firme y solidaria”, y el acercamiento de América Latina es una “prueba” del “fracaso” de los intentos de Estados Unidos por aislarla.


Raúl Castro autoriza construcción individual de viviendas
En otro orden, el presidente cubano Raúl Castro ordenó que se autorice a la población a levantar sus casas a partir de sus esfuerzos y recursos, para enfrentar el gran déficit habitacional que vive la Isla.

“No prohibir, decirles, bueno, aquí se puede construir, tiene tanto (de área), y deje este ancho para que por aquí pase una calle un día, y por ahí una acera, y que hagan su casita con lo que puedan”, dijo Castro, según un reporte del telediario local.

Raúl Castro, de 77 años, habló en Santiago de Cuba, 900 km al sudeste, donde visitó el nuevo barrio “La Risueña”, donde se levantaron 100 “petrocasas” (producidas con derivados de petróleo) fabricadas en Venezuela.

Cuba enfrenta una grave crisis habitacional, agudizada este año por tres poderosos huracanes que afectaron medio millón de viviendas y dejaron pérdidas por 10,000 millones de dólares. Según Raúl Castro, el país tardará entre tres años y seis para recuperarse de estos daños.

La fabricación de casas en Cuba es un proceso fundamentalmente estatal. Sin embargo, el programa gubernamental aprobado hace tres años y medio para la construcción de 100,00 casas anuales no se ha cumplido, y se ha ido reajustando a casi la mitad.

“Aquí lo que hay que hacer es cientos de miles de casas, por eso quiero la fábrica de cemento, y vamos a hacer de verdad la base industrial para desarrollar la vivienda. ¡Ya está bueno, vamos a hacerla de verdad!”, dijo Castro, que en febrero sustituyó definitivamente a su hermano enfermo, Fidel, en la presidencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus