AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Chile anunció un plan reactivador por 4.000 millones de dólares, equivalente a un 2,8% del PIB, con el que se busca generar cerca de 100.000 empleos y que la economía crezca entre 2 y 3% en 2009. Se trata del mayor plan anticrisis realizado en este país, que comienza a sentir los efectos de la recesión mundial.

Michelle Bachelet anunció el proyecto luego de que el Banco Central informara sobre el virtual estancamiento de la actividad económica durante noviembre, cuando el crecimiento alcanzó 0,1%, su menor expansión en cinco años. El mismo mes la producción industrial cayó un 5,7%, mientras que la producción de cobre -motor del crecimiento chileno- bajó un 6,4%.

El plan será solventado con los ahorros acumulados hasta septiembre por el alto precio del cobre, del que Chile es su principal productor mundial. El paquete de inversión también incluye 11 medidas, entre ellas un aporte extraordinario para la construcción de obras públicas por 700 millones de dólares y la entrega en marzo de un bono de 63 dólares para unos 3,5 millones de chilenos, pertenecientes a las familias más pobres. En ese mes se generan mayores gastos en las familias chilenas, por el pago de un impuesto a la circulación de los autos y las matrículas de colegios y universidades.

Aporte a la minería
El plan reactivador incluye además un aumento de capital por 1.000 millones de dólares para la minera estatal Codelco, la mayor productora mundial de cobre -cuyo precio se ha desplomado en las últimos meses- y un aporte adicional para el presupuesto de los municipios por 43 millones de dólares.

Reactivar el mercado financiero, así como la eliminación de un impuesto de timbre y estampillas -que se paga cada vez que se pide un crédito-, son otros de los objetivos. La eliminación impositiva busca reactivar el mercado de los créditos de consumo y darle un empujón a la alicaída construcción de viviendas, facilitando el acceso a los créditos hipotecarios.

Demanda interna
"Todas estas medidas, de un modo u otro, estimulan la demanda interna. La buena teoría económica sugiere que cuando la demanda externa afloja, hay que potenciar la interna", explicó el ministro de Hacienda, Andrés Velasco. El desembolso de recursos hará crecer el gasto fiscal chileno de forma récord y llegará a un 10,7% real, muy por arriba del 5,7% previsto en octubre, en un año en que se realizan elecciones en Chile.

Precisamente ese punto fue destacado por dirigentes de la derecha opositora, que pidieron evitar los "ofertones" en época electoral. En diciembre, los chilenos deben elegir a un nuevo presidente y renovar el Congreso.

A nivel empresarial, el paquete de medidas fue aplaudido. "El paquete de medidas del Gobierno es acertado. Compartimos el diagnóstico, el que la crisis es fuerte, que ha producido bastantes descalabros y desequilibrios, y que realmente en el paquete se anticipa a lo que puedan ser los efectos de la crisis en el país", dijo el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, Rafael Guilisasti.