•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La población de la franja de Gaza sufre una crisis humanitaria "total", sin posibilidad de huir del territorio palestino donde las ayudas no llegan debido a los incesantes combates, denunciaron las agencias de la ONU y las organizaciones humanitarias.

"Nos enfrentamos a una crisis total y de gran amplitud en términos humanitarios", afirmó director de operaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Pierre Kraenhenbuehl. "La situación para la población es traumática y ha alcanzado un punto extremo a causa de once días de combates", prosiguió Kraenhenbuehl.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA), una de las características del conflicto es que la población palestina está "encerrada" en la franja de Gaza, "sin posibilidad de huir", pese a que el derecho internacional le permite refugiarse en otros países.

Egipto no responde
En este sentido, el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, pidió ayer a Egipto que garantice la seguridad en su frontera con Gaza para permitir a los palestinos huir de los combates. Egipto, por su parte, no había respondido por el momento a esta petición, indicó el martes el portavoz del ACNUR, Ron Redmond.

"UNICEF pide un cese de los combates y un acceso total a la franja de Gaza", exigió la portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Veronique Taveau. "Es crucial que todos los puntos de paso (entre Israel y la franja de Gaza) se abran para enviar ayuda humanitaria de urgencia", prosiguió.

La UNRWA pide la reapertura de los puntos de paso de Nahal Oz y Karni, en el norte de la franja de Gaza, cerrados desde el 26 de diciembre. "Por su carácter intermitente, el envío de ayuda es totalmente imprevisible, ampliamente insuficiente y no hay ninguna garantía de que pueda distribuirse a la gente de forma regular y conveniente", lamentó Elena Mancusi Materi, portavoz de la UNRWA.

La portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PAM), Emilia Casella, compartió esa opinión. "Incluso si logramos enviar alimentos, serán muy difíciles de distribuir tanto por la falta de personal como porque la gente tiene demasiado miedo para venir a buscarlos", manifestó.

En esas condiciones, el PAM estimó en "poco más de 65.000" las personas a las que puede ayudar, frente a las 265.000 que asiste en períodos normales. Según el PAM, encontrar comida en Gaza es cada vez más difícil. "De 47 panaderías, ayer (lunes) sólo funcionaban 12", explicó Casella.