AP
  •   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Venezuela anunció la expulsión del embajador de Israel, al mismo tiempo que varios países latinoamericanos pidieron que Israel ponga fin al ataque en la Franja de Gaza con exhortaciones a un cese urgente de las hostilidades.

"El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha decidido expulsar al embajador de Israel y a parte del personal de la Embajada de Israel en Venezuela reafirmando su vocación de paz y su exigencia de respeto al derecho internacional", dijo un comunicado de Cancillería que difundió la televisora estatal.

La cancillería indicó que giró instrucciones a la misión venezolana ante la ONU para que "junto a la mayoría de gobiernos que así lo reclaman se presione para que el Consejo de Seguridad aplique medidas urgentes y necesarias para detener esta invasión del Estado de Israel contra el territorio palestino".

Poco antes del comunicado, el mandatario Hugo Chávez declaró que "el presidente de Israel debería ser llevado a la Corte Penal Internacional junto con el presidente de Estados Unidos si hubiera vergüenza en este mundo".

"Son unos cobardes. Bombardean pueblos inocentes. ¡Qué tremendos soldados son, qué valientes son los soldados de Israel!", agregó. El presidente de Israel es Shimon Peres, un cargo más bien protocolar, y que quien ejerce el poder en se país es, en realidad, el primer ministro Ehud Olmert.

En Buenos Aires, un mil personas marcharon hacia la embajada de Israel, en el centro de la ciudad, donde tras algunos incidentes menores con los agentes de policía que custodiaban la sede diplomática fue leído un comunicado en el que exigieron el fin del ataque israelí, al que calificaron de "brutal".

De la marcha participaron, entre otros, miembros de la Federación Argentino Palestina, las Madres Plaza de Mayo, el Partido Obrero, el Partido Comunista y la agrupación radical de izquierda Quebracho. La cancillería argentina había emitido la semana pasada un comunicado de "condena la incursión terrestre efectuada por Israel en la franja de Gaza" y pidió "una tregua humanitaria que permita asistir adecuadamente a la población en riesgo". Argentina alberga a la tercera mayor comunidad judía, luego de Israel y Estados Unidos.

Brasil enviará 14 toneladas de alimentos
Brasil, por su parte, anunció que enviará 14 toneladas de alimentos y medicamentos para socorrer los pobladores de la Franja de Gaza. El gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha realizado gestiones diplomáticas para que la comunidad internacional intervenga para poner fin al enfrentamiento. El canciller Celso Amorim conversó el lunes con su colega israelí Tzipi Livni y el martes lo hizo con el canciller sirio Walid al-Moallem.

La semana pasada, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva instruyó a Amorim a buscar un consenso internacional para presionar por el fin de los enfrentamientos.

En tanto, el Movimiento de Países no Alineados (MNoAl) condenó el ataque israelí y expresó su "pesar por la muerte de más de 550 palestinos inocentes y la destrucción implacable de su territorio". En una declaración de su comité coordinador emitida en las Naciones Unidas y difundida por Telesur de Venezuela, el movimiento condenó la "agresión militar, incluyendo los ataques aéreos, realizados por Israel...".

Entre otros, los países latinoamericanos que integran el movimiento son Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Perú y Venezuela. En La Paz, poco más de cien palestinos, árabes y activistas bolivianos marcharon el martes en el centro de la capital boliviana para condenar el ataque militar israelí y reclamar el "cese del fuego".

Portaban banderas palestinas y carteles, algunos de ellos con la leyenda "Por la justicia y la vida, Gaza libre", "Si a la paz, no a la guerra", "Basta de masacre en Gaza". Un grupo más pequeño de árabes también protestó en la plaza principal de la oriental ciudad de Santa Cruz y quemó una bandera de Israel.