AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La entrada en vigencia de una nueva y rigurosa ley de tránsito, hace quince días, en Costa Rica, ha producido una disminución del número de conductores ebrios y de otras infracciones en calles y carreteras, afirmó un responsable del sector.

"Hemos visto que la gente se empieza a preocupar por el tema de la seguridad vial, hay menos conductores ebrios, menos uso del, teléfono, celular, más uso del cinturón de seguridad", dijo el director general de Tránsito, Germán Marín. El funcionario precisó que desde el 23 de setiembre, fecha en que entró en vigencia la ley, han sido detenidos 179 vehículos cuyos conductores se encontraban en estado de "ebriedad penal", que equivale al consumo de tres o cuatro tragos, 0,75 gramos de alcohol por litro de sangre.

El mes pasado se detuvo a 450 choferes ebrios
En las mismas fechas del año pasado se detectó a más del doble de conductores ebrios. "En todo el mes de diciembre del 2008 se detuvo a 450 choferes ebrios, pero en diciembre de 2007 la cifra fue de  mil 40", manifestó Marín. El funcionario agregó que la nueva ley podría aplicarse aún con mayor efectividad en los próximos meses, cuando se nombren unos 400 nuevos oficiales de tránsito, que está previsto en la nueva ley aprobada por el Congreso en diciembre.

La legislación establece pena de cárcel para los conductores ebrios y multas de hasta 500 dólares para diferentes tipos de infracciones. La normativa busca reducir la cantidad de muertes, que han venido en aumento durante los últimos años y que en 2008 llegó a la cifra récord de 354.