•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El vocero del Gobierno chileno, Francisco Vidal, expresó su confianza en llegar a un entendimiento con Bolivia por el conflicto generado por un decreto del gobierno de ese país que prohíbe la importación de automóviles usados provenientes de Chile.

"Seguimos confiados en un entendimiento y jamás en confrontación o un escalamiento del tema. Eso ya está en manos de la cancillería, y las instrucciones de la presidenta Michelle Bachelet son clara, producto de su conversación cara a cara con el presidente boliviano Evo Morales", manifestó Vidal.

El gobierno de Morales dispuso hace unas semanas -mediante decreto- la prohibición de las importaciones de autos usados desde Chile, a raíz de un descontrolado crecimiento del parque automotor, y en un intento por reducir el consumo de combustible.

La medida provocó que decenas de camiones chilenos cargados de vehículos quedaran atrapados por más de 25 días en territorio boliviano sin poder entregar los automóviles, lo que causó protestas de comerciantes e importadores bolivianos en el sector de Tambo Quemado.

Camioneros retornan a Chile
Sin embargo, la tarde de este martes los transportistas comenzaron su retorno a territorio chileno debido a la falta de víveres y servicios básicos, según confirmó a través de un comunicado la Confedereación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, CNDC.

"Se trató de una experiencia muy dura para los camioneros nortinos, dadas las hostiles condiciones climáticas del lugar, la altura, la falta de agua potable y escacez de comida, todo ello coronado por la incertidumbre de qué hacer con las cargas", indicó el vicepresidente de la CNDC, Juan Bassi.

Este martes la policía boliviana despejó un corte de rutas en el poblado andino de Tambo Quemado en la frontera con Chile, realizado por comerciantes de autos usados, quienes aún amenazan con más manifestaciones.

La cancillería chilena prepara una comisión para viajar la próxima semana a Bolivia, con el fin de discutir el decreto gubernamental, a pesar de que varios ministros bolivianos dijeron que la medida era "inamovible".

El decreto boliviano fue emitido a inicios de diciembre y prohíbe la importación de automóviles de segunda mano, con una antigüedad superior a los cinco años.La medida producirá la pérdida de unos 13.000 empleos en la ciudad chilena de Iquique, principal puerto de embarque de los automóviles a La Paz, y pérdidas por unos 300 millones de dólares, según cifras chilenas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus