•  |
  •  |
  • AP / AFP

Los jefes de las diplomacias árabes y occidentales fracasaron en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la búsqueda de un consenso sobre el plan egipcio para un alto al fuego entre Israel y Hamas en la franja de Gaza.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice; y los cancilleres de Francia, Bernard Kouchner; y Gran Bretaña, David Miliband, decidieron prolongar su estadía en Nueva York para intentar alcanzar un acuerdo con sus homólogos árabes sobre el conflicto en Gaza.

"Creemos que tendremos más trabajo. Prolongaremos nuestra estadía", declaró Rice a la prensa, al final de intensos debates entre los países occidentales y árabes sobre la respuesta que el Consejo de Seguridad puede dar a la ofensiva israelí contra el movimiento radical palestino Hamas en Gaza, que deja más de 700 muertos en doce días.

"El mundo debe escuchar la voz unida del Consejo de Seguridad", precisó Miliband, al término de la reunión en la que 48 horas de intensas negociaciones a nivel ministerial fracasaron en la búsqueda de un consenso sobre los detalles de un texto que pide un alto el fuego inmediato.

Propuesta de Libia tiene más peso
Dos textos circulaban el miércoles: un proyecto de resolución que "exige un cese del fuego inmediato y permanente en la franja de Gaza", presentado por Libia en nombre de los países árabes, y la iniciativa egipcia que promueve  la urgente necesidad de un cese del fuego inmediato y durable", presentada por Francia, que preside el Consejo durante enero.

Durante la jornada, el influyente canciller saudí, príncipe Saud Al Faisal, abogó por un voto " mañana jueves" a favor de la iniciativa de Libia, único representante del mundo árabe entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad, y descartó un impacto negativo de la eventual resolución sobre las negociaciones que se anuncian entre Israel y Egipto para un alto el fuego.

Los representantes de Israel, los palestinos y el grupo islamista Hamas accedieron a reunirse el jueves en El Cairo para conversaciones orquestadas por Egipto, indicó el embajador egipcio ante la ONU. Maged Abdelaziz dijo que "todo el mundo ha accedido a enviar una delegación técnica" con el fin de conversar sobre la propuesta franco-egipcia para una tregua, cuyos términos aún no se conocen del todo.

La propuesta, esbozada ayer por el presidente egipcio Hosni Mubarak junto a Nicolas Sarkozy, pide períodos intermitentes de cese al fuego con el fin de permitir la entrega de bienes de ayuda humanitaria urgentes en Gaza.

EEUU respalda propuesta egipcia
Estados Unidos respalda la iniciativa franco-egipcia para una tregua en Gaza, dijo la secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice. Rice manifestó que ha conversado sobre "la importancia de hacer avanzar la iniciativa" entre los ministros árabes y los israelíes. Egipto también está invitando a ambos bandos a reuniones urgentes para solucionar asuntos subyacentes al combate, los cuales incluyen la seguridad en las fronteras de Gaza, la reapertura de todos los cruces y la suspensión del "asedio" israelí.

Mientras en París, el presidente francés Nicolas Sarkozy dijo sentirse satisfecho porque tanto Israel como la Autoridad Palestina, de tendencia más moderada y cuyo gobierno está en el Margen Occidental, habían aceptado la propuesta de cese al fuego. "Israel aplaude la iniciativa del presidente francés y del presiente egipcio para lograr una paz duradera en el sur de Israel", dijo el portavoz oficial israelí Mark Reguev.

Israel, sin embargo aclaró que para aceptar dicha iniciativa necesita garantías de que Hamas dejará de lanzar cohetes contra centros civiles en el sur de Israel y de que ese movimiento no usará la pausa para rearmarse.

Hamas aceptará solo si hay retirada
Osama Hamdan, representante de Hamas en el Líbano, dijo a la televisora Al-Yazira que su movimiento no aceptará propuesta alguna que no estipule la retirada de las fuerzas israelíes en Gaza y la reapertura de todos los puestos fronterizos. "Cualquier propuesta que no incluya estos puntos será inaceptable y nadie debe siquiera molestarse en formularla", dijo Hamdan. "La idea de una fuerza internacional es rechazada, y si esas fuerzas vienen a Gaza a proteger a Israel serán consideradas fuerzas enemigas", enfatizó.

El ejército israelí había lanzado una propaganda sobre Rafah, al sur de la franja de Gaza, en la que pedía a los habitantes de la zona fronteriza con Egipto abandonar el lugar porque amenzaban con bombardeos inminentes contra túneles de contrabando.

Por otro lado, militares israelitas suspendieron temporalmente su ofensiva a fin de permitir la entrada de asistencia humanitaria, pero al mismo tiempo ordenó a sus fuerzas continuar con el operativo contra Hamas.