•  |
  •  |
  • END

SAN SALVADOR / AFP

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOEUE), que ha condenado la violencia aislada que empaña la campaña proselitista en El Salvador, se convirtió en una fuerza determinante para vigilar las cruciales elecciones del 18 de enero y el 15 de marzo.

Con la luz verde de todos los contendientes y atendiendo la invitación de las autoridades electorales, la misión inició su despliegue el 22 de diciembre.

Lo más relevante para la misión europea es contribuir a generar un ambiente de distensión en este país, que lleva 17 años de paz tras una guerra civil que terminó en 1992 pero vive un elevado nivel de polarización política.

“Lo más importante de nuestra misión es cumplir con un papel que contribuye a generar confianza en todos los actores”, declaró el jefe adjunto de la MOEUE, el español José Antonio de Gabriel, a la AFP.

Bajo la dirección del eurodiputado español Luis Yáñez-Barnuevo, la misión cubre los 14 departamentos del país y mantiene constantes reuniones con la dirigencia de los seis partidos contendientes.

En el fondo, según el jefe adjunto de la misión, lo que se busca es “establecer buenos elementos disuasores de actos de violencia, y los incidentes que ocurran ponerlos bajo la mirada de la comunidad internacional”.

En ese sentido, la MOEUE emitió el lunes una “condena” a los enfrentamientos entre militantes de los partidos políticos, y formuló un llamado “a la calma”.

En tanto, la misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), que también da seguimiento al proceso, ha guardado un sorprendente silencio.

La misión de la UE espera tener en vísperas de la elección del 18 de enero unos 40 miembros y para las presidenciales del 15 de marzo unos 80.

Además del comportamiento de los contendientes, la MOEUE brinda un seguimiento del manejo informativo de los medios de comunicación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus