elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Costa Rica investigará las causas del incendio que destruyó una bodega repleta de alimentos y materiales de socorro de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), perjudicando los esfuerzos de ayuda a las víctimas y damnificados del terremoto.

"Por supuesto" que se abrirá una investigación, "pero antes debemos esperar el informe del cuerpo de bomberos", dijo este una portavoz de la CNE, Rebeca Madrigal. El voraz siniestro fue atribuido inicialmente a una chispa de soldadura que cayó sobre colchonetas de espuma plástica que había en la bodega, situada en la sede central de la CNE.

El incendió, que consumió unos cinco mil sacos con comida así como colchonetas, ocurrió cuando el presidente Oscar Arias estaba en la sede de la CNE en una reunión con varios ministros, en la que evaluaban la emergencia que vive el país tras el fuerte sismo y la crítica situación de los damnificados en la zona del epicentro en el volcán Poás, próximo a San José.

El incendio en la CNE, institución experta en la prevención de riesgos y desastres, en medio de la emergencia por el terremoto de 6,2 Richter del jueves, desató críticas y hasta burlas de la prensa local. "Insólito: ¡se quemó la Comisión Nacional de Emergencias!", tituló este sábado el Diario Extra, que aseguró que cuando el olor a humo llegó a la sala donde estaba el mandatario, todos salieron corriendo, abordaron sus vehículos y "huyeron por la derecha".

El presidente de la CNE, Daniel Gallardo, lamentó el incendio, pero aclaró que la Comisión tiene suficientes recursos para reponer los alimentos que se quemaron, aunque continúan los pedidos de ayuda para los afectados.

Lo que parece evidente es que las medidas de prevención que recomendó la CNE a la población minutos después del terremoto, al declarar "alerta roja" en la zona de San José, no fueron acatadas en su propia sede central.