•  |
  •  |
  • END

JERUSALÉN /AP
Una organización humanitaria denunció ayer domingo que el ejército israelí usó en Gaza artillería que contiene partículas incandescentes de fósforo blanco, y un doctor de la zona dijo que el agente químico podría haber afectado a diez víctimas cuya piel se despega de sus caras y cuerpos.

Investigadores en Israel de la organización Human Rights Watch fueron testigos de horas de bombardeos que dejaron olas de humo que parece ser contenían fósforo blanco en el campo de refugiados Jebaliya, al norte de Gaza. No pudieron confirmar a víctimas del supuesto agente químico porque se les prohibió entrar en la zona.

El doctor principal del Hospital Nasser, en el sur de Gaza, señaló que trató a varios pacientes que sufrieron serias quemaduras que podrían haber sido provocadas por fósforo blanco. El médico, sin embargo, añadió que carece de los recursos o la experiencia para decir con certeza qué elemento causó las heridas.

El fósforo blanco puede provocar serias quemaduras si se pone en contacto con la piel e incendios en espacios abiertos, señaló Human Rights Watch a través de un comunicado, a la vez que pedía a Israel que no use el producto en Gaza.

Avital Leibovich, vocera militar israelí, rechazó comentar sobre el supuesto uso del agente químico, pero añadió que el ejército “usa municiones acordes con las leyes internacionales”.

Israel usó fósforo blanco en su guerra de 34 días contra Hezbolá en Líbano en 2006. El ejército estadounidense usó el agente químico durante una operación en 2004 contra insurgentes en Faluya, Irak.

Un fotógrafo de la AP y un equipo de televisión con sede en Gaza visitaron el Hospital Nasser, en Khan Younis, ayer domingo y tomaron imágenes de varios pacientes con quemaduras graves.

Varios de ellos tenían trozos de piel que se despegaba de su cara y cuerpo y tenían que ser cubiertos con vendas.

Youssef Abu Rish, principal médico del hospital, dijo que las quemaduras no fueron provocadas por el fuego, pero no pudo especificar qué sustancia las provocó. Señaló que la información obtenida por internet indica que se podría tratar de fósforo blanco.


Esperan ampliación de ofensiva
El pasado sábado la aviación israelí lanzó panfletos a lo largo de toda la franja amenazando a su millón y medio de habitantes con una ampliación de la ofensiva. Se trataría de la tercera fase de una campaña militar demoledora.

Portavoces castrenses aseguraron que más de 300 milicianos palestinos han muerto ya en los combates. Lo que no deja de ser un indicio de que la mayoría de los al menos 821 muertos en Gaza son civiles, entre ellos casi 400 mujeres y menores de edad.

Los milicianos palestinos luchan desde hace días contra los uniformados israelíes en los barrios de la periferia de Gaza y Beit Lahia, al norte del territorio palestino. En el centro y sur de la franja los combates no son tan encarnizados. Pero se agravarán si el ejército israelí lleva a cabo su amenaza.

Suele ser por la noche cuando los mandos ordenan a sus subordinados iniciar las fases decisivas de esta campaña. Disponen de medios que apenas están al alcance de los milicianos palestinos para luchar en la oscuridad.

Porque no hay más que acercarse de madrugada a las colinas que bordean Gaza para apreciar la ausencia casi total de luz que reina en la franja cuando cae el sol. La iluminación de las ciudades israelíes acaba abruptamente. A partir de ese punto, todo es negro. Sólo se ven los fogonazos de las bombas.