•   CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza  |
  •  |
  •  |

Hamas "se acerca a la victoria" contra el ejército israelí en la franja de Gaza, afirmó el primer ministro del gobierno islamista de Gaza, Ismail Haniyeh. "Nos acercamos a la victoria. La sangre pura no se ha derramado en vano porque gracias a Dios nos llevará a la victoria", afirmó Haniyeh. Mientras la ofensiva israelí ha dejado ya más de 900 muertos en territorio palestino. "Gaza no se romperá ni caerá después de 17 días de esta locura de guerra", añadió. El primer ministro del gobierno islamita también afirmó que la "sangre de los niños" que han muerto en la ofensiva israelí "será una maldición que pesará sobre, el presidente norteamericano George W., Bush".

Aviones israelíes atacaron las casas de los líderes de Hamas en la Franja de Gaza, al tiempo que las fuerzas terrestres se acercaron cada vez más al centro urbano densamente poblado, aumentando la presión contra el grupo insurgente islámico ante la decisión crucial sobre aumentar aún más la devastadora ofensiva en Gaza.

El ejército anunció que había comenzado a enviar sus unidades de reserva a la ciudad para ayudar a los miles de efectivos de las fuerzas terrestres, que ya se encuentran en el territorio. El uso de reservas es una importante señal sobre el plan de Israel, de llevar a una fase más ardua la ofensiva, que ya ha matado a más de 900 palestinos, de los cuales casi la mitad son civiles.

Un rebelde muerto
En los enfrentamientos del lunes al menos seis palestinos murieron en bombardeos aéreos o por sus heridas. Una de las víctimas fatales era un rebelde, muerto en una batalla del norte de Gaza.

Israel comenzó su operación el 27 de diciembre y bombardeó Gaza en múltiples ataques aéreos antes de enviar a sus fuerzas terrestres en la segunda semana de ataques.

El objetivo de la ofensiva es detener los asaltos de cohetes palestinos, que han ocurrido por años en el sur de Israel. El enfrentamiento ha persistido por ambas partes, a pesar de los llamados internacionales para un cese al fuego.