elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AP

Europa estaba a la expectativa del final inminente de la guerra del gas entre Rusia y Ucrania después de que Moscú le prometió, "si no hay obstáculos", el restablecimiento de su suministro de gas a través de Ucrania a partir de mañana.

Por primera vez desde que Rusia cortó sus suministros de hidrocarburo hace seis días, la Unión Europea, UE, y el gigante ruso Gazprom señalaron una fecha y una hora precisa para su reanudación. Sin embargo, tras cuatro días de tira y afloja, y de acuerdos anunciados y luego desdichos, los responsables europeos dieron prueba de prudencia y sólo hablaron de "promesa rusa".

"La parte rusa nos prometió que reabrirá los grifos, si no hay obstáculo alguno, a las 08H00 hora europea (07H00 GMT) del martes", declaró el ministro checo de Energía, Martin Riman, cuyo país preside la UE.

Pese a que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, aseguró que no aceptará "nuevos retrasos o excusas", el comisario de Energía, Andris Piebalgs, reconoció que "aún hay dificultades; nunca se sabe". El director de Gazprom, Alexandre Medvedev, indicó también por su parte "esperar" que el tránsito del gas se reanude el martes, a las 07H00 GMT. Una vez que los grifos se abran, es posible que pasen al menos tres días hasta que los clientes europeos empiecen a recibir el gas ruso, según Bruselas.

En todo caso, la UE, Rusia y Ucrania parecen haber llegado a un acuerdo sobre las modalidades del despliegue de los observadores internacionales que deben vigilar el buen tránsito por Ucrania del gas ruso, como reclama Moscú, pues acusa a Kiev de "robar" el gas destinado a los europeos.