José Leonel Mendoza
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Costa Rica ha decretado estado de emergencia en las zonas impactadas por el terremoto de 6,2 grados en la escala de Richter del pasado jueves, informó un comunicado de prensa de Casa Presidencial. Además, reglamentó duelo nacional del 12 al 16 de enero y ordenó izar la bandera a media asta en edificios públicos y suspender todas las actividades festivas en instituciones estatatales.

Tras el decreto, la Comisión Nacional de Emergencias estará habilitada para recibir fondos tanto públicos como privados, precisó el comunicado. La decisión gubernamental abarca las provincias de Alajuela y Heredia, vecinas a San José, donde varios de sus cantones y distritos resultaron devastados por el terremoto.

"La presente declaratoria de emergencia se mantendrá vigente durante el plazo que el poder Ejecutivo disponga", resaltó el informe. El poder Ejecutivo podrá adoptar medidas extraordinarias para la atención de la emergencia por la que atraviesan centenares de personas que perdieron sus viviendas.

Continúa el rescate
Según informes oficiales de La Cruz Roja y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) la cifra de muertos no supera la veintena, no obstante, y de acuerdo al indeterminado número de desaparecidos, en términos reales son más lás víctimas fallecidas, incluídos los diez nicaragüenses hasta ahora reportados. De igual manera, el Orgnismo de Investigación Judicial (OIJ) publicará un informe final.

El terremoto golpeó con mayor intensidad la zona del volcán Poás, a unos 40 km de San José, uno de los principales atractivos turísticos del país al que llegan cada año miles de visitantes nacionales y extranjeros. Además provocó daños ecológicos sin precedentes, así como destrucción de puentes e infraestructura vial, cuyas pérdidas inicialmente el gobierno calculó en 12 millones de dólares.

Los cuerpos de socorro, con ayuda de soldados de Colombia y Estados Unidos, continúan las labores de rescate de cuerpos y en la búsqueda de desaparecidos.