•  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo estadounidense, Barack Obama, ha declarado su disposición a pasar la página en la relación de su país con América Latina, y destacó el papel de México en ese empeño, tras entrevistarse con su homólogo mexicano, Felipe Calderón.

"México es un aliado clave al sur de nuestras frontera, y será un aliado muy importante para expandir la democracia, los derechos humanos, para mandar el mensaje de que a pesar de algunas de las tensiones que han existido en los últimos años entre Estados Unidos y América Latina, estamos listos para pasar la página, y abrir un buen capítulo en esa historia", declaró Obama tras un almuerzo de trabajo con Calderón.

El presidente mexicano se reunió con Obama en la sede del Instituto Cultural Mexicano en la capital estadounidense, continuando una tradición implantada desde 1980 de que los presidentes electos estadounidenses se reúnen con los mandatarios mexicanos.

Extraordinaria colaboración
"La relación entre México y Estados Unidos ha sido fuerte y creo que puede ser más fuerte", aseguró Obama. "Así que mi mensaje es que mi administration estará lista desde el primer día para construir una fuerte relación con México", añadió.

"Estoy seguro de que este encuentro es el inicio de una extraordinaria época de colaboración", explicó por su parte ante la prensa Calderón, que detalló que ambos mandatarios hablaron de temas migratorios, de seguridad en la frontera, de iniciativas medioambientales y de energía.