elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La crisis del gas se agudizó, después de que Ucrania bloquease el suministro de gas ruso a una Europa muerta de frío, poco después de haber sido reanudado por Moscú, llevando a la Unión Europa a manifestar su hartazgo por una situación "inaceptable".

La empresa nacional ucraniana Naftogaz admitió haber bloqueado el gas ruso destinado a Europa por las "condiciones de tránsito inaceptables" impuestas por el grupo ruso Gazprom, declaró Valentin Zemlianski, portavoz de la empresa pública de hidrocarburos Naftogaz. Minutos antes, el número dos de Gazprom, Alexandre Medvedev, había denunciado que Ucrania impedía el flujo del gas hacia Europa, poco después de la reanudación parcial del suministro de su hidrocarburo destinado a los europeos.

"Por la mañana, Gazprom empezó a poner en marcha el plan de restablecimiento de los suministros de gas a Europa". El número dos de Gazprom fue más lejos al añadir que, "los ucranianos, cínicamente, nos informaron de que el sistema de transporte del gas había sido reorientado hacia el consumo doméstico".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, llamó por teléfono el martes al primer ministro ruso, Vladimir Putin, para expresarle "la decepción de la UE" ante la situación.