elnuevodiario.com.ni
  •   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cientos de habitantes de La Quiaca (1,900 km al noroeste de Buenos Aires) iniciaron una huelga de hambre para denunciar la pobreza que azota la zona, con el respaldo del Premio Nobel de la Paz (1980), el argentino Adolfo Pérez Esquivel y el cura del lugar Jesús Olmedo.

"Están haciendo una huelga con su propio hambre, es la huelga de los hambreados", afirmó Pérez Esquivel, en relación a la protesta que se realiza en la provincia de Jujuy, fronteriza con Bolivia y de población mayoritariamente indígena.

Los ayunantes que se encuentran frente a la alcaldía realizaron primero una marcha encabezada por Olmedo, un sacerdote conocido por sus constantes denuncias sobre la situación social en el norte argentino, la región más pobre del país. Pérez Esquivel responsabilizó a las autoridades locales y nacionales por la situación y reclamó el envío urgente de ayuda a la zona.

Pobres son olvidados
Durante 2008, Olmedo y los integrantes de la llamada Multisectorial protagonizaron numerosas protestas y en varias ocasiones se crucificaron en lo alto de los cerros que circundan la ciudad para llamar la atención de las autoridades.

"A los pobres parece que los tienen olvidados unos y otros, pero lo concreto es que en La Quiaca se está pasando hambre de verdad", aseguró Olmedo.Al término del primer semestre de 2008, la pobreza en Argentina alcanzaba el 17,8%, mientras en Jujuy la cifra trepaba al 30% de la población, de unos 620.000 habitantes.