•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente colombiano Alvaro Uribe recibió  la más alta condecoración civil estadounidense, la Medalla de la Libertad, de manos de su homólogo George W. Bush, quien lo presentó como un líder de "mano dura y gran corazón".

Uribe estuvo acompañado en la ceremonia en la Casa Blanca por los ex primeros ministros británico Tony Blair,1997-2007 y el australiano John Howard, 1996-2007, fieles aliados de Bush durante sus aventuras bélicas en Afganistán e Irak.

"Cada uno de ellos es un verdadero amigo de Estados Unidos que hicieron frente a desafíos históricos con tenacidad",afirmó Bush en su discurso ante la plana mayor de su gobierno e invitados como el ex secretario de Estado Colin Powell.

En su última gran ceremonia pública, que simbólicamente cierra una de las administraciones estadounidenses más polémicas en décadas, Bush quiso rodearse de sus "amigos" para reivindicar una vez más su "guerra contra el terror" y en defensa de la "democracia y la libertad en el mundo".

"Líderes nacionales a veces llegan al poder sin conocer totalmente las pruebas que les aguardan. Pero cuando Alvaro Uribe se convirtió en presidente de Colombia, los desafíos estaban claramente a la vista. Sabía exactamente lo que le esperaba", dijo Bush.

"Fue elegido con un lema que expresa perfectamente lo que el pueblo colombiano buscaba en un presidente: 'mano dura y un gran corazón'", señaló Bush.

Tras ser reelegido en 2006, Uribe puede vanagloriarse de haber conseguido bajar la tasa de homicidios en un 40% en el país, y la de secuestros en un 75 por ciento, aseguró Bush.

El gobierno estadounidense apoyó con miles de millones de dólares, mediante el Plan Colombia, esa "mano dura" de Uribe.

TLC con Colombia se firmó pero no se aprobó
Bush, sin embargo, no consiguió en dos años que el Congreso ratificara el Tratado de Libre Comercio que firmó con Colombia, un obstáculo que podría crecer bajo la próxima administración de Barack Obama.

"Paciencia, perseverancia, prudencia", declaró luego ante la prensa Uribe al señalar las gestiones de su gobierno con esa nueva administración de Obama.

El presidente colombiano se reunió con la ex secretaria de Estado Madeleine Albright, miembro del equipo de transición de Obama, pero no quiso comentar el contenido de la reunión.

"Al probar que el terror puede ser combatido y derrotado, el presidente Uribe ha resucitado las esperanzas de sus conciudadanos y mostrado liderazgo al mundo", insistió Bush.

El premio es producto de la "generosidad infinita" de Bush, respondió luego Uribe ante la prensa, tras dedicar la medalla al "sufrimiento del pueblo colombiano".

"Nuestras naciones han trabajado orgullosamente juntas para destruir los escondrijos de los terroristas, para liberar millones de personas y para ayudar a las democracias a servir las aspiraciones de sus pueblos", resumió Bush, en referencia a sus tres galardonados.

Tras una gala de honor en la Casa Blanca, Uribe tenía previsto conceder a su vez la Orden de San Carlos a varios ministros de la administración Bush: la secretaria de Estado Condoleezza Rice, el secretario de Defensa Robert Gates, con el que mantendrá un encuentro el miércoles, el secretario de Comercio, Carlos Gutierrez, y la representante de negociaciones comerciales, Susan Schwab.

Organizaciones critican galardón a Uribe
Sin embargo, siete organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch emitieron un comunicado conjunto en que señalan que el galardón concedido a Uribe "simplemente mancha aún más la reputación del gobierno Bush en cuanto a los derechos humanos en la región".

Uribe señaló ante la prensa que está dispuesto a conceder "amnistía provisional, no indulto" a los guerrilleros que se entreguen al gobierno con rehenes, tras resaltar que el año pasado se produjeron más de 3.500 deserciones entre las filas de las FARC.