•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos guerrilleros de las FARC se entregaron  a la policía colombiana junto con dos secuestrados, con lo que suman tres los casos de rebeldes que desertan en compañía de rehenes desde finales de octubre, informaron las autoridades.

Los insurgentes se entregaron a agentes del grupo antisecuestro de la policía, Gaula, en la localidad de Cubarral, 160 km al sureste de Bogotá, junto con Eduardo Alméciga, de 31 años, y Álvaro Martínez, de 15, afirmó la directora regional de fiscalías, María Elisa Rocha.

"Se entregaron dos guerrilleros, al parecer del frente 26 de las FARC, que a su vez entregaron a dos personas que se encontraban secuestradas", señaló la funcionaria.

Trataron de inducir a rehenes a la guerría
Por su parte, en conferencia de prensa en Bogotá, el ministro de Defensa Juan Manuel Santos reveló que durante el secuestro los captores trataron de convencer a Martínez para que ingresara a las filas guerrilleras."Le estaban enseñando cómo elaborar las minas antipersonal", precisó Santos.

El funcionario identificó a los guerrilleros que se fugaron de las filas insurgentes con los alias de 'Ernesto' y 'David', los dos con seis años en las FARC.

Pedían fuerte suma de dinero por los secuestrados
Alméciga, un comerciante de Villavicencio, había sido retenido el 24 de diciembre en esa ciudad, mientras que el menor, que vive en Bogotá y estaba de vacaciones en la región de los llanos orientales, fue secuestrado tres días después en el poblado de El Castillo.

Por Alméciga las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, exigían un mil millones de pesos, 455 mil dólares y por Martínez 5 mil millones de pesos, 2.3 millones de dólares, precisó la fiscalía colombiana.

Es el tercer caso de guerrilleros de las FARC que escapan con secuestrados en los dos últimos meses y medio, siendo el episodio más sonado el de Wilson Bueno, quien acogiendo una oferta del gobierno, se entregó al Ejército el 26 de octubre junto con el ex congresista Oscar Lizcano tras ocho años de cautiverio.

Bueno, alias 'Isaza', fue recompensado por el gobierno con 455 mil dólares y residencia en Francia, adonde viajó con su compañera el 10 de diciembre.

Asimismo, el 3 de enero Zenaida Rueda, 'Miriam', se fugó junto con Juan Fernando Samudio, raptado en 2007 y por cuya liberación las FARC exigían 2,3 millones de dólares.

El gobierno anunció que pagará una recompensa a Rueda, si bien su oferta está dirigida inicialmente a lograr la liberación de un grupo de rehenes de carácter político que las FARC exigen canjear por sus militantes presos.