•  |
  •  |
  • END

Hillary Clinton, designada Secretaria de Estado por Barack Obama, defendió este martes ante el Senado estadounidense una diplomacia reconciliada con el mundo y una “asociación vigorosa” con América Latina, tras las tensiones dejadas por ocho años de administración Bush.

“Estados Unidos no puede resolver solo los problemas más urgentes del mundo, y el mundo no puede resolverlos sin Estados Unidos”, declaró Clinton ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado durante la audiencia de confirmación del cargo para el que fue nominada.

“La política exterior debe fundarse en la unión de principios y del pragmatismo, no sobre una ideología rígida”, afirmó.

Entre las políticas exteriores mencionadas, la ex candidata presidencial afirmó que la administración de Obama retomará una política de “asociación vigorosa” con América Latina.

“En todo el hemisferio tenemos oportunidades para mejorar nuestras relaciones, que nos beneficien a todos, volveremos a la política de participación vigorosa, de asociación, con América Latina”, indicó Clinton.

“Compartimos intereses políticos, económicos y estratégicos comunes con nuestros amigos en el sur”, señaló la ex primera dama.

Destacó especialmente a México, tercer socio comercial de Estados Unidos, con quien “debemos construir una asociación más profunda (...) para encarar los peligros compartidos, y los retos en nuestra frontera, esfuerzo comenzado esta semana”.

Estrategia regional contra islamismo
La administración de Obama buscará además una estrategia regional contra el islamismo radical intensificando su cooperación con Afganistán, Pakistán y sus vecinos.

“Debemos mirar hacia Afganistán y Pakistán en conjunto, particularmente en la región fronteriza”, donde echaron raíces los extremistas, declaró Clinton, que se comprometió a intentar una “nueva aproximación” con Irán.

“Buscaremos una nueva, quizá diferente aproximación” hacia Irán, y adoptaremos “una actitud hacia el diálogo que quizá dé sus frutos”, añadió.

Estados Unidos y otras potencias occidentales intentan que Irán suspenda su programa nuclear, el cual consideran tiene fines bélicos, algo que Teherán niega.

Descarta negociar con Hamas
Sobre el conflicto en Gaza, Clinton dijo que Estados Unidos hará “todos los esfuerzos” por la paz entre israelíes y palestinos. “Vamos a hacer todos los esfuerzos para respaldar el trabajo de israelíes y palestinos en busca de ese resultado”, señaló.

Sin embargo, descartó la posibilidad de negociaciones con el grupo radical islámico Hamas.

“(...) no se puede negociar con Hamas hasta que renuncie a la violencia, reconozca a Israel y acepte los acuerdos pasados”, dijo Clinton. “Eso para mí es un (principio) absoluto”, precisó.

Además, se comprometió a un “esfuerzo muy agresivo” para intentar detener las supuestas actividades de proliferación nuclear de Corea del Norte e indicó que mejorar las relaciones con China no será “un esfuerzo en una sola dirección”.

“Queremos una relación positiva y de cooperación con China, una en la que profundicemos y fortalezcamos nuestros vínculos en varios asuntos”, dijo Clinton. “Pero no se trata de un esfuerzo en una sola dirección. Mucho de lo que hagamos dependerá de las decisiones que tome China sobre su futuro tanto interna como externamente”, aseguró.

También prometió buscar “relaciones de cooperación” con Rusia, y aclaró que eso se hará sin menoscabo de la defensa de las normas internacionales.

“El presidente electo Obama y yo buscamos un futuro de relaciones de cooperación con el gobierno ruso en materias de importancia estratégica, al tiempo de mantener enérgicamente los valores norteamericanos y las normas internacionales”, dijo Clinton.

La Secretaria de Estado designada añadió que pensaba renegociar rápidamente el Tratado de reducción de armas estratégicas (Start-1) con Rusia, que expira a fines de año.