•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Amnistía Internacional reclamó un embargo de armas para que cese la efusión de sangre en la franja de Gaza y exhortó a Estados Unidos a renunciar a sus proyectos de suministro de municiones a su aliado israelí.

"Lo que menos necesitamos ahora son más armas en la región, que tiene un efecto devastador para la población civil de Gaza", afirmó  Malcom Smart, director regional de Amnistía.

La organización internacional de defensa de los derechos humanos estima en un comunicado que el Consejo de Seguridad de la ONU debería imponer "un embargo de armas inmediato y completo a todas las partes en conflicto en Gaza", una guerra que ha dejado más de mil muertos desde el arranque de la ofensiva israelí contra el territorio palestino, el 27 de diciembre.

EEUU suministra municiones a Israel
Estados Unidos tuvo que anular el suministro previsto de municiones a un depósito norteamericano de Israel, desde un puerto griego, por las objeciones de Atenas.

Según Amnistía, otro buque que transportaba explosivos y municiones de diversos tipos zarpó de Estados Unidos una semana antes de que empezara el conflicto en Gaza rumbo al puerto israelí de Ashdod, pero su itinerario vía Grecia pudo ser modificado.

"El Gobierno norteamericano no debería suministrar estos u otros cargamentos de municiones a Israel", estimó Smart.

También es vital que acabe el contrabando de armas de Egipto a Gaza, que constituye uno de los objetivos militares de Israel en su ofensiva actual."Los cohetes y equipos destinados a fabricarlos, introducidos en Gaza desde Egipto, son utilizados contra la población civil del sur de Israel", añadió Malcom Smart.

"Un embargo impuesto por el Consejo de Seguridad es necesario para prevenir nuevos suministros de armas", y podría mandar una señal fuerte a Israel y Hamas", estimó Smart.