•  |
  •  |
  • END

La ofensiva militar emprendida por Israel en la franja de Gaza hace 19 días había dejado más de 1,000 muertos ayer miércoles, cuando parece perfilarse una salida diplomática auspiciada por Egipto para un alto el fuego.

El número de muertos alcanzó 1,013, y el de heridos más de 4,700, según el último balance dado a la AFP a última hora del día por el jefe de los servicios de urgencia en Gaza, Muawiya Hassanein.

Para poner fin a este aumento incesante de víctimas mortales la diplomacia seguía funcionando a todo gas.

Una fuente diplomática egipcia anunció que El Cairo había obtenido el acuerdo de Hamas a su plan de alto el fuego en Gaza y estaba a la espera de una respuesta de Israel.

El principal negociador israelí, Amos Gilad, llegará hoy jueves a El Cairo.

Los responsables de Hamas tienen previsto dar una conferencia de prensa este miércoles por la noche en El Cairo. Entretanto, el representante de Hamas en el Líbano, y miembro de su equipo ejecutivo, Osama Hamdan, declaró a la televisión árabe Al Jazeera que persistían “puntos de divergencia”.

El ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, también afirmó en Jerusalén que “se ha avanzado muchísimo, pero siempre quedan pequeños detalles por resolver”.

Casa Blanca escéptica
Por el contrario, la Casa Blanca expresó su escepticismo ante las informaciones sobre una aceptación de Hamas.

Francia, que participó en la elaboración del plan egipcio, afirmó que “comienzan a definirse los contornos de un cese del fuego” en Gaza.

El incremento de víctimas mortales en Gaza se debe a la muerte de al menos 20 palestinos en nuevos ataques y en combates, al fallecimiento de varios heridos y al hallazgo de cuerpos abandonados, explicaron fuentes médicas.

Un bombardeo aéreo mató por la noche a tres personas en un barrio del centro de la ciudad.

Combates encarnizados en barrios periféricos
Los combates más encarnizados de ayer miércoles se libraron en los barrios de las afueras de la ciudad de Gaza y en el norte del territorio palestino.

Al menos 315 niños y 100 mujeres figuran entre los muertos de la ofensiva lanzada por Israel el 27 de diciembre, con el objetivo declarado de obligar a Hamas a poner fin a los disparos de cohetes sobre territorio israelí desde la franja de Gaza.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó en El Cairo, donde inició una gira por Oriente Medio, que “no había más tiempo que perder” para poner fin a la guerra.

Una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pide la instauración de “un alto el fuego inmediato” se ha quedado en letra muerta desde que fue adoptada el 8 de enero. La Asamblea General de la ONU se reunirá el jueves para pedir que se respete la resolución.

Pero un alto responsable del Ministerio de Defensa israelí declaró a la AFP que “Israel no se siente bajo presión para poner fin a la operación en la fase actual”, y que la oportunidad para una solución real se presentará cuando Barack Obama asuma sus funciones como presidente estadounidense el 20 de enero.