•  |
  •  |
  • END

Bolivia rompió relaciones diplomáticas con Israel, en protesta por los ataques israelíes en la franja de Gaza que han dejado un millar de palestinos muertos, anunció ayer miércoles el presidente Evo Morales.

“Quiero informar que Bolivia tenía relaciones diplomáticas con Israel, frente a estos hechos graves de atentado a la vida y a la humanidad, Bolivia rompe relaciones diplomáticas con Israel”, dijo Morales, en el presidencial Palacio Quemado, durante el saludo del cuerpo diplomático acreditado en La Paz.

El mandatario anunció que también acusará a Israel ante la Corte Penal Internacional, por los delitos “de lesa humanidad” que se cometen contra el pueblo de Palestina.

Morales, quien el sábado había formulado duras críticas a la ONU, consideró este miércoles “urgente convocar a una asamblea general extraordinaria de las naciones unidas para emitir un voto de condena a la actitud criminal de Israel contra el pueblo Palestino”.

En tal sentido, propuso “reformar el Consejo de Seguridad” al que acusó de haber mostrado “una actitud tibia frente a la política de agresión de Israel”.

Morales es un cercano aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, quien el 6 de enero decidió expulsar al embajador israelí de Caracas por las mismas razones.

La decisión del gobernante boliviano se produjo, además, horas después de que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, le cursara una carta en la que exhortaba a un acuerdo internacional para resolver la situación en la franja de Gaza.

El ministro de Cooperativas de Irán, Moahammad Abbasi, reveló el contenido de la misiva personal, tras una entrevista el martes con Evo Morales en el Palacio Quemado de la capital boliviana.