•  |
  •  |
  • AFP / AP

Los tanques israelíes han bombardeado la ciudad de Gaza, alcanzando la principal agencia de la ONU, UNRWA, un centro de prensa y un hospital. Los blindados, apoyados por la aviación, se adentraron de madrugada en un barrio de la capital de Gaza, donde chocaron con milicianos palestinos que disparaban morteros y cohetes antitanques.

Los obuses disparados en las instalaciones de ayuda a los refugiados palestinos, provocaron la suspensión de sus actividades. Según responsables de la UNRWA, tres personas resultaron heridas, los almacenes del complejo se incendiaron y "cientos de toneladas" de ayuda humanitaria se quemaron.

También se reportó que un número indeterminado de personas estaban "atrapadas" en el hospital Al-Quds de Gaza, en llamas y sin agua, después de ser bombardeado por el ejército israelí, declaró el médico francés Regis Garrigue. "Los israelíes bombardean y atacan por todas partes alrededor del hospital. No se puede salir, hay un incendio, estamos al interior, el agua fue cortada", declaró.

Dos camarógrafos palestinos de la televisión de Abu Dhabi resultaron heridos tras el ataque al edificio "Al Shuruq", donde se encuentran las oficinas de varios medios de comunicación árabes e internacionales.

Indignación de Ban ki-moon
Ban Ki-moon, que había llegado durante la mañana a Tel Aviv en el marco de una gira por Oriente Medio destinada a buscar una solución al conflicto, expresó su indignación por el bombardeo de los locales de Naciones Unidas. El secretario general de la ONU consideró que se dan las condiciones para que los combates cesen inmediatamente. "Creo que son suficientes los elementos para que la violencia cese ya", aseguró.

"Ha llegado el momento de que cese la violencia y de que cambiemos de forma fundamental la dinámica en Gaza y retomemos las negociaciones de paz para lograr una solución de dos Estados, que es la única vía para lograr una situación de seguridad duradera en Israel", agregó.

Desde el inicio de la ofensiva israelí el 27 de diciembre, 1.070 palestinos han muerto -entre ellos 355 niños y 100 mujeres- y más de 5.000 resultaron heridos, según un último balance anunciado por el jefe de los servicios de urgencias de Gaza, el doctor Muawiya Hasanein.

En el mismo periodo, los disparos de cohetes palestinos contra el sur de Israel han causado cuatro muertos. En total, diez militares y tres civiles israelíes han muerto en el conflicto.

Los grupos armados palestinos continúan tirando cohetes contra el sur de Israel. De acuerdo con el ejército, 14 cohetes disparados desde la franja de Gaza han caído esta mañana en el sur de Israel, sin causar víctimas. Una casa fue alcanzada en Sderot, a sólo 5 km de la franja de Gaza.

Redoblan esfuerzos diplomáticos
Ban debía reunirse en Israel con la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y con el primer ministro saliente Ehud Olmert y el presidente Shimon Peres antes de viajar mañana a Cisjordania para entrevistarse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

La Asamblea General de la ONU tenía prevista una reunión de urgencia para pedir el respeto de la resolución 1860 del Consejo de Seguridad, aprobada el 8 de enero pidiendo un alto el fuego en Gaza "inmediato, duradero y plenamente respetado que conduzca a la retirada total de las fuerzas israelíes".

El emisario israelí Amos Gilad viajó a El Cairo para discutir con el jefe de los servicios de inteligencia egipcios, el general Omar Suleiman, sobre un plan egipcio de cese de las hostilidades. Egipto afirma haber obtenido el aval de Hamas a su plan, lo que el movimiento islamista no ha confirmado, asegurando que espera la respuesta de Israel.

También el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Franck-Walter Steinmeier, llegó a Israel en el marco de una gira regional. Desde Estrasburgo, Francia, el Parlamento europeo denunció "el castigo colectivo" aplicado por Israel a Gaza, considerando que constituye una violación del "derecho humanitario internacional".