•  |
  •  |
  • AP

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado ha dado su respaldo a la designación de Hillary Rodham Clinton como nueva secretaria de Estado, una vez que el presidente electo, Barack Obama, asuma el 20 de enero.

La senadora por Nueva York y ex primera dama tuvo el apoyo casi unánime de sus colegas, 16 a 1. El único voto en contra fue del senador republicano David Vitter, quien advirtió que las actividades internacionales de su esposo, el ex presidente Bill Clinton, quien recauda fondos para fines de caridad, podrían generar conflictos de intereses. Jim DeMint, otro senador republicano, dijo que también él tiene reservas sobre posibles conflictos de intereses, pero que no obstaculizará el nombramiento y opina que Clinton podría ser una de las mejores secretarias de Estado que haya tenido el país.

En otro orden, la partida de Clinton del Senado ha despertado gran interés porque le daría al gobernador de Nueva York, el demócrata David Paterson, el poder de designar a un sucesor. Caroline Kennedy, principal heredera de una dinastía política que aspira a esa banca.